Así fue el brutal asesinato de un joven, en Centenario

Así fue el brutal asesinato de un joven, en Centenario
La asistente Gutiérrez y el fiscal Azar
La asistente Gutiérrez y el fiscal Azar

Durante una audiencia que tuvo lugar este lunes se conocieron detalles del brutal asesinato de un joven, al que golpearon con un caño, en la localidad neuquina de Centenario. En dicha audiencia, el fiscal Andrés Azar formuló cargos contra un varón y dos mujeres a los que les endilgó el homicidio perpetrado durante la noche del último sábado.

El fiscal no tiene dudas de un sujeto al que identificó por sus iniciales (M.G.G.) mató a Maximiliano Agustín Segura (quien tenía 25 años), ni de que dos mujeres tuvieron distintos niveles de participación en el crimen.

Junto a la asistente letrada Carolina Gutiérrez, Azar precisó que cerca de las 23 de ese día, Segura se presentó en una vivienda en la que se desarrollaba una reunión familiar y exigió hablar con una de las personas que estaban en el lugar. Fue en ese momento que M.G.G. salió de la vivienda y le pidió que se calmara.

La persona a la que Segura había ido a buscar también se presentó y comenzó una discusión. Luego ingresaron al domicilio y Segura se alejó. Pero, a los pocos minutos, regresó con un cuchillo y comenzó una nueva discusión en la que M.G.G. lo empujó a la calle, mientras que las dos mujeres (identificadas como R.E.S. y A.U.) lo acorralaron.

Segura se vio rodeado y colocó su arma blanca en su cinturón, la guardó. M.G.G. quien portaba un caño a modo de arma en sus manos, intentó quitársela y no lo logró. Luego, A.U. lo agredió y M.G.G. “aprovechó la distracción” para golpearlo en el cuello con el caño. Segura se desplomó sobre la calle. La violencia del golpe había sido letal.

Azar calificó el hecho como homicidio simple, pero asignó distintas responsabilidades a las personas acusadas: M.G.G. fue imputado como autor, mientras que R.E.S. y A.U. como partícipes necesarias.

Tras formular los cargos, el fiscal le solicitó al juez de Garantías Luis Giorgetti que le imponga 4 meses de prisión domiciliaria a M.G.G., por considerar que existe riesgo de que, en libertad, no se someta al proceso y entorpezca la investigación. Respecto de las dos acusadas, el representante de la fiscalía consideró que para mitigar los riesgos bastará con presentaciones regulares ante la comisaría más cercana.

Luego de escuchar a las partes, el magistrado tuvo por formulados los cargos, fijó el plazo de la investigación en 4 meses e hizo lugar a los pedidos de la fiscalía.

Te puede interesar
Últimas noticias