Fiscal acusó a policía que le disparó a un ladrón, en Neuquén

Fiscal acusó a policía que le disparó a un ladrón, en Neuquén

La fiscal del caso Silvia Moreira formuló cargos contra un efectivo de la Policía provincial neuquina que le disparó a un delincuente que se econtraba en pleno robo, en la ciudad de Neuquén. Subrayó que lo hizo “sin hacer alguna advertencia y sin que exista riesgo para su integridad física o la de un tercero”. El landrón acababa de despojar a un vecino de una costosa motocicleta, de muy difícil reposición en estos tiempos inflacionarios.

La fiscal formalizó su acusación durante una audiencia que tuvo lugar este viernes, y en la que también le formuló cargos a otro uniformado que lo acompañaba y que, según señaló, intentó ocultar el hecho.

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público Fiscal y del departamento de Seguridad Personal de la Policía, el hecho sobrevino el 27 de febrero, alrededor de las 2 de la madrugada. El acusado de disparar, el cabo Juan Antonio Erice, se encontraba prestando servicio en la Comisaría Primera. Fue alertado sobre un robo en la calle Pehuén en el barrio Santa Genoveva y concurrió al lugar junto al sargento Leandro Arroyo”, informó la página web del Ministerio Público Fiscal.

Ambos efectivos llegaron en un móvil policial, identificado como JP-1597. Mientras transitaban por calle Pehuén, advirtieron que dos varones (un joven mayor de edad y un adolescente), estaban intentando sustraer una moto de una vivienda. “Al advertir la presencia policial, el joven mayor de edad se subió a una moto Honda Tornado e intentó escapar en dirección a la calle Colonia Alemana. En ese momento, el cabo Erice bajó del móvil y sin advertencia alguna y sin que exista riesgo para su integridad física o la de un tercero, efectuó un disparo que le ingreso por la espalda”.

Como consecuencia de la herida, la víctima tuvo que ser intervenida y le extrajeron la bala. El delito atribuido al cabo fue lesiones gravísimas. La fiscal del caso explicó que el otro uniformado que acompañaba al acusado, “el sargento Leandro Arroyo, intentó ocultar el hecho: omitió informar sobre la persecución; así como la utilización del arma de fuego reglamentaria por parte de su compañero”. “Sólo dio intervención a la comisaría de la Niñez por la participación del menor de edad”, indicó la fiscal.

En este caso, el delito que atribuyó fue encubrimiento agravado en concurso ideal con violación de los deberes de funcionario público. Como medidas cautelares, la fiscal requirió la prisión domiciliaria para el cabo, junto con la prohibición de contacto y acercamiento con víctimas, testigos y personal de la comisaría Primera. Respecto al sargento, requirió la prohibición de contacto y acercamiento con víctimas, testigos y personal de la comisaría Primera.

El juez que dirigió la audiencia, Juan Manuel Kess, avaló la formulación de cargos y fijó el plazo de investigación en cuatro meses. Sobre las medidas cautelares, resolvió rechazar el pedido de prisión domiciliaria y convalidar los pedidos de prohibición de contacto y acercamiento requeridos por la fiscal respecto a ambos acusados.

Te puede interesar
Últimas noticias