Juzgan a pistolero que mató por una moto robada

Juzgan a pistolero que mató por una moto robada
Las representantes de la fiscalía
Las representantes de la fiscalía

Por pedido de la fiscal del caso Lucrecia Sola y de la asistente letrada de la fiscalía de Delitos contra las Personas, Guadalupe Inaudi, un sujeto al que se conoce como “el Chino” será juzgado por un tribunal colegiado. Está acusado de haber acribillado literalmente a balazos y ante el espanto de testigos, a un muchacho de 27 años al que acusó de haberle vendido una moto robada. La víctima del pistolero fue Jorge Mauricio Bravo y el ataque lo perpetró en Senillosa.

Las representantes del Ministerio Público Fiscal le atribuyeron el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. Debido a la calificación legal adoptada y a que la fiscalía pretenderá una pena superior a 3 años y menor de 15, Sola e Inaudi requirieron que el juicio sea dirigido por un tribunal colegiado.

De acuerdo con la investigación del Ministerio Público Fiscal, el hecho ocurrió el 26 de agosto, cerca de las 3 de la madrugada, cuando “el Chino” fue a una vivienda en la que Bravo se encontraba disfrutando de una reunión.

En el inmueble, la víctima estaba junto al grupo familiar que vive en esa casa. El imputado extrajo un arma calibre 22 y le recriminó a Bravo que, ese mismo día por la tarde, le había vendido una moto robada. Luego le efectuó al menos cuatro disparos a corta distancia, uno de los cuales lo impactó en la cadera y le provocó la muerte.

Entre las pruebas se encuentran los testimonios de personas que estaban en el lugar, además de las declaraciones de efectivos policiales que intervinieron el día del hecho y durante la investigación, y de los peritos que explicarán la prueba documental y secuestros realizados. Tras escuchar a las partes, la jueza de garantías, Estefanía Sauli abrió la etapa de juicio y confirmó la intervención de un tribunal colegiado.

Te puede interesar
Últimas noticias