Tristísimo: durante 2023, subió la mortalidad infantil en Neuquén

Tristísimo: durante 2023, subió la mortalidad infantil en Neuquén
Los insumos que comenzaron a llegar este año
Los insumos que comenzaron a llegar este año

El ministerio de Salud de la Provincia de Neuquén elaboró un informe de lo que encontró en el sistema público, cuando asumió el actual gobierno. Y realizó, además, una evaluación de lo hecho para revertir las adversidades, a partir de la entrada en vigencia de la Ley de Emergencia Sanitaria, de cuya entrada en vigencia pasaron 45 días. Una de las que herencias que mayor preocupación causó fue el crecimiento de la tasa de mortalidad infantil, que -se indicó- ya es motivo de acciones para revertirla.

Los indicadores sanitarios de estructura están al límite, con evidente retroceso en el último año. Los índices que arrojan datos alarmantes son el de mortalidad infantil, cuya tasa es reconocida a nivel nacional. El 2023 mostró la mayor tasa de los últimos años, siendo de 6,48 cada mil nacidos vivos, contra 4,2 para el año 2022”, dice el informe. El gobernador era Omar Gutiérrez y su ministra de Salud, Andrea Peve.

También señala que los hospitales, centros de salud y postas sanitarias evidenciaron falta de mantenimiento y que en las zonas rurales hubo salas que cerraron por la falta de servicios. Uno de los mayores problemas fue “el faltante básico de insumos de esterilización, limpieza, quirófanos, reactivos en laboratorio, en descartables y medicamentos de uso en internación o ambulatorio”. La gestión del ministro Martín Regueiro comenzó, en diciembre, con stock cero en medicamentos básicos e insumos de uso habitual, aseguraron desde gobierno.

“Al iniciar la gestión se tomó conocimiento de la deuda a proveedores que, al 9 de diciembre de 2023, ascendía a 11.400 millones de pesos, la cual es equivalente al presupuesto aprobado por la Legislatura para el rubro, de 13.063 millones de pesos para todo el año 2024”, señala el informe.

Del mismo modo, destaca que “se recibió un plantel de 413 vehículos, de los cuales el 49,8% se encontraba inutilizado. En el caso de la flota de 155 ambulancias, sólo 82 unidades (53%) estaban operativas, generando dificultades de operatividad pre e interhospitalaria”. Mientras que en cuanto a las vacunas en embarazadas, “se evidenció una cobertura del 80% cuando el valor deseable -según la OMS- es del 95%”. Las vacunas, indicaron, estaban disponibles pero no se aplicaron.

En recuperación

Estas y otras adversidades (como las deficiencias en la atención de salud mental) llevaron al gobernador Rolando Figueroa a proponer la Emergencia Sanitaria, que la Legislatura convirtió en ley. Desde el gobierno provincial se subrayó que, de este modo, se inició una fuerte inversión que es posible gracias a las políticas de austeridad y a la eliminación de gastos innecesarios del Estado, en estos momentos críticos para las finanzas, por la escalada inflacionaria y los recortes presupuestarios que ejecutó el gobierno nacional en perjuicio de las provincias.

La Emergencia Sanitaria es una herramienta clave que permitió dar una respuesta rápida al abastecimiento de insumos y medicamentos. Se cumplieron, entre otras cosas, los plazos previstos de comienzo del ingreso de stock a los 45 días de sancionada esta ley. 

El equipo del ministerio de Salud, planteó un plan de contingencia en tres etapas, vinculadas a la urgencia de la demanda, a la criticidad del insumo y al tiempo de gestión administrativa del insumo.

En la primera etapa de 4 semanas, se realizaron compras de urgencia a partir de fondos de recupero financiero principalmente, la regularización gradual de deuda a proveedores, la puesta a punto del Sistema Farmacia Hospitalaria (SiFaHO) que permite el control de stock desde depósito central al paciente, la gestión de compra de insumos para 4 meses y la inversión para equipamiento de resolución inmediata.

Hasta el día de hoy se generaron órdenes de compra por un total de 8.700 millones, de los cuales 1.030 millones fueron por Ley de Emergencia Sanitaria. De ese monto, 728 millones fueron para reactivos de laboratorio, 292 millones para medicamentos y 44 millones para reparación de tomógrafo el Hospital Heller.

En los próximos 30 días se estarán concretando compras, a través de la Ley de Emergencia por un total de 17.700 millones de pesos, los cuales cubrirán la demanda provincial de los siguientes 4 a 8 meses para medicamentos, insumos de laboratorio, biomédicos e insumos médicos.

En la segunda etapa de 12 semanas se avanzará en el control de stock con implementación de SiFaHo, optimización de depósito central e intermedios, recepción de insumos y compra estratégica anual, planes de pago a acreedores, regularización de deuda de obras sociales y prepagas con el ministerio con ajustes en la cobranza, confección de pliegos para provisión permanente de insumos y de servicios tercerizados. En la tercera etapa se optimizarán los recursos técnicos y físicos, la trazabilidad de insumos y las estrategias para finalizar la emergencia sanitaria, explicaron desde Salud.

Te puede interesar
Últimas noticias