Condenaron a delincuentes que estafaban desde la cárcel

Condenaron a delincuentes que estafaban desde la cárcel
La audiencia se realizó este lunes
La audiencia se realizó este lunes

Gracias a una investigación de la unidad fiscal de Delitos Económicos, siete delincuentes fueron condenados (y condenadas), este lunes, por su participación en una asociación ilícita que se dedicaba a cometer estafas a locales comerciales en la provincia de Neuquén. Dos de los inmundos están presos y delinquían desde la cárcel, por lo que sumarán años a las condenas de prisión efectiva que ya cumplían.

Los restantes, que fueron declarados responsables como integrantes y que tuvieron una participación de menor relevancia en los delitos, cumplirán penas de ejecución condicional. Esto quiere decir que, en caso de nuevas condenas, deberán cumplir la totalidad de la pena en prisión efectiva.

La investigación estuvo a cargo del fiscal de Delitos Económicos, Juan Narvaez; la asistente letrada Agustina Jara y el equipo de la fiscalía especializada.

Los delincuentes aceptaron su responsabilidad y convalidaron las condenas impuestas a partir de un acuerdo pleno. Se trata de Orlando Javier Antolini, condenado como jefe de la asociación ilícita, y Luca Ezequiel Verón, quienes recibieron penas de 6 y 4 años de prisión efectiva respectivamente que, unificadas con las que ya tenían, se componen en 18 años y 6 meses para uno y 16 años para el otro.

Como integrantes de la asociación fueron condenados otros malvivientes y tres malandras, a quienes identificaron como Alex Daniel Pacheco, Gabriela Maza, Carla Antolini, Tamara Ailén Figueroa y Daniel Fuentes Serrano. Estos y estas recibieron penas de 3 años de prisión condicional. Según plantearon Narvaez y Jara durante la audiencia, la organización criminal se dedicaba a defraudar a comerciantes a partir compras online utilizando tarjetas de crédito, entre enero de 2021 y julio de 2022.

El fiscal del caso describió que las estafas se configuraban a partir de una maniobra de cinco pasos, que comenzaba con tareas de ingeniería social para obtener datos de tarjetas de crédito que luego serían utilizadas para realizar las estafas. Así, mediante llamadas telefónicas, era Orlando Javier Antolini y en ocasiones Verón quienes contactaban usuarios telefónicos al azar desde el penal en el que se encontraban detenidos.

Cuando les contestaban, se hacían pasar por representantes de distintas compañías y lograban obtener la información necesaria. Luego, con esos datos, la banda adquiría productos y los pagaba mediante pagos virtuales o botones de pago y coordinaban las entregas. El perjuicio se generaba luego, cuando los y las titulares de las tarjetas de crédito desconocían las compras y descontaban los pagos a los comercios.

Tras escuchar a las partes, el tribunal, integrado por los jueces Juan Guaita y Luciano Hermosilla y por la jueza Carina Álvarez, hizo lugar al acuerdo. En primer lugar, declaró las responsabilidades; y en segundo, aplicó las penas. Otras tres personas que por distintas razones no participaron del acuerdo, pero sobre las cuales la fiscalía mantiene las imputaciones, continuarán sujetas a la investigación.

Te puede interesar
Últimas noticias