Se limaron diferencias y hay luz verde para el contrato de concesión a CALF

El proyecto con el nuevo contrato de concesión del servicio eléctrico en la capital neuquina fue aprobado en comisión, y pasará al recinto para su aprobación en no más de una semana. Precederá, así, a las elecciones en la cooperativa CALF, la concesionaria del servicio, que serán el 11 de abril, como anticipara este medio.

El concejal Atilio Sguazzini (MPN), presidente de la comisión de Servicios Públicos, dijo que «en el despacho se aborda lo establecido y acordado en el Marco Regulatorio, e incluye las situaciones planteadas el año pasado en relación a los reconocimientos de las pérdidas, que pueden ser del tipo técnicas y no técnicas».

En ese sentido, el edil indicó que actualmente se le reconoce a Calf un 20% de pérdida. Sin embargo, cuando el Ejecutivo Municipal realizó una auditoria externa, ésta concluyó que ese porcentual de reconocimiento era elevado. «Se acordó generar un mecanismo de transición y reconocer a Calf un 19 % inicialmente, y en los primeros 10 años de vigencia del contrato reducirlo gradualmente a un 12%; mientras los Estados Municipal, Provincial y Nacional (según corresponda) regularicen la situación dominial y de infraestructura de los asentamientos irregulares existentes en la Ciudad», afirmó Sguazzini.

El edil, además señaló que, «esta modificación reconoce las pérdidas que se producen actualmente pero a la vez, toma en cuenta la situación socioeconómica de muchos vecinos y vecinas; en la que, los Estados, debemos trabajar para regularizar». 

Otro de los temas en los que se trabajó y se llegó a un acuerdo es  respecto del reconocimiento a los desarrolladores urbanos cuando solicitan conexión en áreas no cubiertas o solicitan ampliación de potencia y que, hasta la fecha, se resuelve por el mecanismo de Aportes Reintegrables de Obras (ARO). «Entendíamos que el ARO tiene que ser comprendido y abordado de una forma diferente a como se estaba haciendo, porque este  mecanismo había sido bastante gravoso para la Cooperativa y para los vecinos y vecinas de la ciudad», expresó el concejal.

El actual despacho del contrato de concesión de Calf propone como nueva metodología, un mecanismo que establece el reconocimiento para aquellos desarrolladores e inversores que requieran instalar una mayor potencia que no pueda ser abordado por la Cooperativa; de forma que «puedan ejecutar su obra y, el día de mañana, tener un recupero actualizado por todo aquel excedente que no utilizó».

También se abordaron y perfeccionaron las cláusulas referidas a la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución y que se encuentran comprendidas por la Ordenanza 14068.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios