La Zona Franca, de los ’90 hasta hoy: un comienzo que puede importar mucho

Las zonas francas fueron proyectos y prácticas que en la década del ’90 arremetieron al compás de la apertura, las relaciones carnales con Estados Unidos, el uno a uno y otros artefactos pergeñados por el gobierno del peronismo, entonces a cargo de Carlos Menem. Tuvieron dispar suerte en distintas provincias. Aquí, se proyectó para Zapala, con foco en el tren trasandino, y pensando en asentar un centro logístico para la actividad industrial petrolera. Pasaron 30 años, y, este lunes 8 de febrero, se dio el primer paso concreto para que se haga realidad la zona franca industrial en Zapala. En otro contexto, pero con prácticamente las mismas intenciones.

Omar Gutiérrez, como había anticipado este medio, estuvo allí para presentar oficialmente la conexión digital que abastecerá con megabites suficientes al emprendimiento, que pretende, conducido por un conglomerado inversor que lidera como CEO Fernando Montero, el asentamiento de empresas que serán favorecidas por el régimen propio de zona franca, básicamente, una importante reducción en las cargas impositivas.

Hace 30 años no era tan importante Internet, y mucho menos, omnipresente. Ahora, sin esa conexión con el mundo poco se podría hacer, tal como están planteadas las cuestiones del desarrollo económico global. Por eso no es sorprendente que sea lo que primero se habilita. Después de la conexión digital, vendrán las otras obras de infraestructura: caminos, construcciones, el agua, el gas. El primer paso se ha dado, y, salvo catástrofes intermedias (que nunca pueden descartarse en Argentina) Zapala tendrá su zona franca, su foco para un desarrollo industrial distinto, más agresivo.

El conjuro funciona junto a la reactivación plena de Vaca Muerta. En marzo, es posible que la formación geológica ya pueda entregar récords de producción sostenida, tanto en petróleo como en gas. La conexión con la zona franca, al menos en el plano de las ideas y proyecciones, será directa. El emprendimiento que hoy, puede decirse, se ha inaugurado, contribuirá a reducir costos. Ese es el camino para que los yacimientos no convencionales neuquinos entren de lleno en el modelo ya explorado por Permian, por Eagle Ford, en Estados Unidos; y Zapala podría aportar en ese sentido con su zona franca.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Economía

No se permiten comentarios