El agite contra una fácil vuelta a clases viene desde la izquierda

La referente del sector díscolo del gremio docente (ATEN), Angélica Lagunas, se mostró escéptica con los primeros resultados de las conversaciones entre el Gobierno y la conducción sindical, para asegurar el regreso a las clases presenciales en la provincia de Neuquén.

“El gobierno cambió, ahora consensuó con nuestro criterio cuando hablamos de seguridad para volver a las aulas”, subrayó el conductor del sindicato, Marcelo Guagliardo, al término de la primera reunión e hizo ver que las gestiones se encaminan hacia el inicio de clases el 3 de marzo.

Al respecto la ex diputada por el Frente de Izquierda y opositora en la interna de ATEN, consideró que se trató de “una mesa (de diálogo) sin propuesta salarial y con buenas intenciones del gobierno según los dirigentes”. 

“La única verdad es la realidad. Y la realidad nos muestra que los kits Covid (de desinfección y limpieza) son miserables, que las escuelas no están en condiciones y que nuestros salarios han sido devaluados en un 50%”, dijo Lagunas y agregó: “Todos y todas a las asambleas del 18 para discutir el plan de lucha que permita conquistar nuestros derechos”.

Otra crítica de la conducción de ATEN, la diputada Patricia Jure (también de Izquierda) reclamó este fin de semana: “Sin protocolo seguro ni aumentos de salarios, no iniciemos las clases” y agregó: “Desde ahora organicemos una gran acción de lucha el próximo 12/2 en momentos que se desarrolle la nueva mesa de negociación”, entre el gobierno y el gremio.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios