De repente, fue tendencia el «Alberto mentiroso»

Los tiempos políticos siempre tienen que ver con la realidad. Es imposible escaparle al contexto, y su incidencia suele ser fulminante. Así, esto pudo comprobarse este jueves en Argentina, cuando comenzó a ser tendencia en Twitter un «Alberto mentiroso», dedicado ineludiblemente al presidente Alberto Fernández, a pocos minutos de que se confirmara que la vacuna rusa contra el coronavirus no está aprobada todavía para mayores de 60 años.

La reacción en las redes sociales fue rápida, y, seguramente, abastecida en su alimentación por quienes practican la política desde la oposición al actual gobierno.

Pero la raíz que posibilitó el brote, tuvo que ser admitida. Después que Vladimir Putin sorprendiera con sus declaraciones acerca de que no se había colocado la vacuna por no estar recomendada (todavía) para mayores de 60 años (él tiene 68), hubo una aceleración tal que Carla Vizzotti, la funcionaria que está en Moscú precisamente haciendo el trámite para importar esa vacuna, tuvo que hacer declaraciones. Y en esas apresuradas declaraciones, no hizo más que confirmar que, efectivamente, la vacuna Sputnik V todavía no tiene el «aprobado» para mayores de 60. Justamente, la población que más la necesita.

Etiquetas del artículo:
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios