Acusaron a Patricia Jure tras la denuncia penal de Quiroga

La ex concejal y diputada electa por el FIT, Patricia Jure fue acusada por perturbación del ejercicio de funciones públicas e impedimento de un acto funcional durante una sesión en el Concejo Deliberante.

La formulación de cargos se hizo durante el mediodía del viernes en la Ciudad Judicial y estuvo a cargo de la fiscal Valeria Panozzo quien también acusó a Carlos González Parra, Marisol Vázquez sindicalistas de Sitramune.

El 27 de septiembre de 2018 la ex concejal Jure, protagonizó hechos violentos en el Concejo Deliberante cuando se debatía la modificación del régimen jubilatorio de los empleados municipales.

Jure exigió el ingreso de los manifestantes que se encontraban en el exterior, detonando bombas de estruendo, haciendo cánticos y cortando la calle, sabiendo que por cuestiones de seguridad el acceso estaba restringido. Reiteradamente salió del recinto e incitaba a los manifestantes para que ingresaran, insultando a los concejales y arengando a los manifestantes, queriendo con eso impedir que se diera tratamiento a la propuesta” detallan desde el Ministerio Público Fiscal.

A Carlos González Parra se le atribuyó que estando entre el público en el interior del Concejo Deliberante, saltó una valla interna del sector del público y fue hasta donde estaba el presidente del cuerpo, Guillermo Monzani, a quien insultó, amenazó e intimidó  para que interrumpiera la sesión.

Mientras que Marisol Vázquez de manera violenta intimidó e insultó a los concejales, exigiendo que no se tratara la ordenanza en discusión.

Javier Pino, asesor legal de municipio agregó que Jure “Sacó el candado de una de las vallas y permitió que ingresen manifestantes al Deliberante generando una situación muy tensa”, luego de esto y una vez en el recinto “saltó de la grada del público el señor González Palma y se fue directamente a buscar al presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, donde la concejal Jorgelina González y funcionarios evitaron los golpes, pero hubo insultos y agresiones”.

“En esa mismo momento Marisol Vázquez delegada de Sitramune y Nilda Salazar de ATE entraron a la sala generando un clima de violencia, por ejemplo a una policía le tiraron agua caliente en la cara y tuvo que ser asistida. La policía informo ahí que no podía seguir asegurando la integridad física del personal del Concejo Deliberante por el grado de violencia y se suspendió la sesión”, señaló.

Por estos hechos el intendente Horacio Quiroga ordenó denunciar penalmente a quienes irrumpieron la sesión ese día, por la “gravedad institucional” sostuvo Pino.

El delito que se les imputó a los tres acusados por la fiscal Panozzo fue por perturbación del ejercicio de funciones públicas e impedimento de un acto funcional en calidad de autores (artículos 45 y 241 inciso 1 del Código Penal).

Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios