Juntos y a la par, y hasta coincidencia en los discursos

El gobernador Omar Gutiérrez y el intendente Horacio Quiroga compartieron el acto de conmemoración de la Revolución de Mayo, hablaron, en sus discursos, de la necesidad de eliminar grietas y unificar actitudes en favor de la Patria, mientras eran flanqueados por los candidatos que competirán centralmente en los comicios de septiembre, Mariano Gaido y Marcelo Bermúdez.

Aquella competencia futura –y este acto no ha sido una coincidencia casual- encuentra a los gobiernos provincial y municipal con un menor nivel de agresión entre sí, aunque se presume que la competencia será sin tregua. Esa reducción confrontante se explica, en buena medida, porque en el fondo hay una continuidad asegurada desde los planes grandes; y porque además tanto Gutiérrez, como Quiroga, se permiten en esta ocasión mirar desde otro plano esa disputa que encarnarán Gaido y Bermúdez.

Los candidatos del MPN y de Somos Neuquén están muy parejos en las mediciones de las encuestas, aunque recién comienza la etapa donde se podrán marcar diferencias. Pero la obsesión por Vaca Muerta es tal, que la disputa capitalina está pensada, al menos desde el establishment, de manera que no perjudique ninguno de los planes en marcha para la distribución de negocios que propicia el crecimiento de la producción petrolera, y otras inversiones paralelas en el campo de la energía, como varias que se preparan para el campo de las energías limpias.

La fecha era propicia para hablar de unidad de argentinos para mejorar el país; pero también es cierto que Neuquén fortalece un perfil de desarrollo posible en el que nadie buscará poner palos en la rueda de lo que conviene.

Etiquetas del artículo:
· · · · ·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios