La singular historia de una escuela neuquina

La singular historia de una escuela neuquina

La localidad neuquina de Los Miches, ubicada en el norte cordillerano de la provincia de Neuquén, fue (y es) escenario de un hecho al que es difícil encontrarle precedentes: un edificio que estaba listo para convertirse en sede del Concejo Deliberante, se convirtió en edificio escolar.

Todo comenzó cuando, a poco de asumir, el gobernador Rolando Figueroa visitó el pueblo. El intendente, Víctor Ortega, le dijo que estaban cerca de inaugurar el anexo municipal, pero que necesitaban un edificio para el CPEM 97 (escuela media) que funcionaba de prestado en la primaria. Entonces el gobernador le dijo: ya tienen un edificio nuevo, ahora solo resta amoblarlo y mudar la escuela. El martes, en la inauguración a la que acudió todo el pueblo, el jefe comunal reconoció que el gobernador le hizo abrir los ojos. La inauguración fue una fiesta, en especial para los 50 estudiantes.

Con ese gesto, Figueroa ratificó el lugar destacado que su gestión le dio a la educación de los neuquinos, garantizando los accesos en todos los rincones de la provincia. En este caso fue doblemente importante ya que el hecho de tener secundaria con edificio propio, hace que los estudiantes no tengan que viajar a otras ciudades para cursar.

Figueroa se refirió a las dificultades que antes significaba estudiar desde el interior neuquino, repasó su experiencia familiar emigrando y su deseo de revertir las inequidades para garantizar la justicia social. “Defendemos la neuquinidad en la escuela”, aseguró y valoró a los docentes que mantuvieron las clases pese a las necesidades. “Hay otras formas de reclamar cuando uno no está de acuerdo, pero no es abandonando la enseñanza de los chicos”, indicó.

“Cuando se les abandona la enseñanza a los chicos, en realidad los estamos perjudicando a ellos, porque no le estamos dando herramientas para ser libres de verdad. Siempre tenemos que brindar las oportunidades”, enfatizó.

Por su parte, la ministra de Educación, Soledad Martínez reconoció que la comunidad educativa "siguió funcionando pese a un Estado (la gestión anterior) que no acompañaba adecuadamente” a las escuelas.

El intendente Víctor Ortega revivió con emotivas palabras el esfuerzo el trayecto de la escuela y reconoció no podría haberse logrado sin la ayuda del gobernador. Anticipó además su deseo futuro de poder sumar con clases virtuales de un nivel superior en el edificio.

También el director del colegio, Matildo Andrés, repasó la lucha de toda la comunidad educativa por acceder al nuevo espacio. “Pudimos conseguir esto sin perder un día de clases. Nosotros siempre apelamos al diálogo y teníamos que enseñar con el ejemplo”, señaló.

Te puede interesar
Últimas noticias