Atención Neuquén: se acerca la reactivación del proyecto potasio

Una delegación de funcionarios y legisladores mendocinos recorrió este martes la mina Potasio Río Colorado, en la localidad de Malargüe, en el marco del acuerdo de traspaso de activos de la compañía brasileña Vale, que ya cuenta con la revisión de Fiscalía del Estado y la Asesoría de Gobierno, y ahora está en manos de la Legislatura, que solicitó un recorrido técnico para conocer las instalaciones.

“La idea es mostrarles a los legisladores de qué se trata el proyecto que deben refrendar; tuvieron la oportunidad de sacarse todas las dudas y ver la magnitud de este emprendimiento”, afirmó el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, en un comunicado.

El presidente de la Cámara de Diputados de Mendoza, Andrés Lombardi, aseguró en la oportunidad que la intención es tratar la iniciativa en el recinto antes de concluir el año.

La semana pasada el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, presentó ante los legisladores el contrato que firmó el gobernador Rodolfo Suárez con Vale, y destacó que “es un activo estratégico para la provincia, que estuvo ocho años sin uso”.

“Tenemos unos US$ 250 millones en activos que no se han aprovechado todos estos años. En el predio que explotaba Vale hay dormitorios y comedores para 3.000 personas, un aeropuerto listo para funcionar, con ambulancia y bomberos, estudios geológicos ya realizados”, detalló Vaquié.

“Hoy vemos una posibilidad de negocio que no es aquella que tenía Vale, que planeaba exportar al mundo. Creemos que tenemos un enorme mercado local que puede sustituir las importaciones y creemos que podemos exportar a Paraguay y Uruguay”, explicó.

Según el ministro, entre todas las industrias que requieren vidrio en Mendoza consumen 60.000 toneladas que se importan desde China, vía Chile, “por lo que se podría cubrir esa necesidad también”.

La mina de potasio será capaz, en una primera etapa, de producir 200.000 toneladas anuales de ese mineral altamente demandado, a la vez que aportará soda solvay y vidrio.

Además, agregó Vaquié, creará un polo de servicios que permitirá la sinergia con otros sectores de la economía como el petróleo y la tecnología.

En el proyecto también trabajan la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria (FCAI) de la UNCuyo (Universidad Nacional de Cuyo).

La Facultad conformó un Grupo de Estudio y Análisis del Potasio, y coopera con empresas como la alemana K-UTEC que desarrolla, planifica, prueba, suministra, ofrece soluciones y componentes clave para la industria de la extracción y procesamiento de sales y minerales en diferentes proyectos de todos los tamaños, con respeto del medio ambiente y cuidado del recurso hídrico.

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Economía

No se permiten comentarios