Asisten a personas en situación de calle

Asisten a personas en situación de calle

El subsecretario de Familia de la provincia de Neuquén, Martín Giusti, destacó este sábado las tareas de asistencia a quienes se encuentran en situación de calle. Explicó que los recorridos que hacen los agentes (por la ciudad capital) no tienen un horario establecido, sino que se realizan en horas diversas para asistir a la mayor cantidad de personas posibles.

Agregó que hay distintas necesidades y se intenta dar una respuesta acorde, que incluye desde asistencia psicológica y atención por consumos problemáticos, hasta refugio. “Es una tarea que nos tiene abocados todo el día”, afirmó. La cantidad de personas en situación de calle ha crecido en todo el país, producto de la crisis económica nacional. La situación se complica por la ola de frío que se hace sentir con singular intensidad en la Patagonia.

El director provincial de Prevención y Vulnerabilidades, Lucas Porro, comentó que “otra situación que se da tiene que ver con la salud mental”. Con respecto a esto, cabe recordar que la ley de salud mental 26.657 establece que los tratamientos y las internaciones son de carácter voluntario. Por eso, cuando se los contacta, se les brinda la posibilidad de iniciar un tratamiento por consumos problemáticos. También destacó que “las organizaciones de la sociedad civil juegan un rol clave” y mencionó a “Red Solidaria, Cáritas, la Iglesia Evangélica y Menos Bla Más Amor”.

Para asistir a las personas en situación de calle, el gobierno provincial dispuso la línea 0800-333-0944 y gestionó refugios para darles albergue. Desde el 10 de diciembre se ha trabajado para poner en funcionamiento el Centro Integral Social, reforzándolo y se propició un convenio con el refugio Cura Brochero para que puedan disponer de comida y operadores.

“Además, la subsecretaría de Familia avanza en el mismo sentido con el refugio del Padre Chicho y trabaja en lo que será el primer refugio para mujeres con niños en situación de calle”, explicaron desde el gobierno. Cada refugio posee normas internas de convivencia, las cuales deben ser aceptadas y respetadas por los usuarios.

"Asimismo, entendiendo la situación compleja de esta población, en las últimas recorridas se le han brindado viandas y frazadas a quienes por distintos motivos optan por no ingresar a un refugio", señalaron.

Te puede interesar
Últimas noticias