El peronismo neuquino ya transita por una nueva etapa

El peronismo neuquino ya transita por una nueva etapa
Los Bertoldi, en Zapala
Los Bertoldi, en Zapala

El peronismo neuquino ha comenzado a transitar por uno de esos movimientos internos que le son tan propios, aunque ahora con una dicotomía bien nítida: identidad frentista vs culto al personalismo ¡Esa es la cuestión! (dicen). Ya se habían escuchado reproches contra el diputado provincial Darío Martínez, y ahora hubo un encuentro del que emergió una consigna: “Por un peronismo amplio, democrático, federal y más humano”.

El encuentro fue este sábado, en Zapala, y si bien no se hizo hincapié en las agrupaciones ni en los dirigentes, se vieron banderas de la Jauretche y del Movimiento Evita; al tiempo que acudieron referentes fácilmente reconocibles, en función de cargos y trayectorias, tal es el caso de los Bertoldi (Tanya y Javier), por citar solo un ejemplo. Hubo referentes territoriales, barriales, culturales, concejales e intendentes de toda la provincia. Y se dijeron cosas como “nos duele la realidad de nuestro pueblo y nos avergüenza y resuelta inaceptable que nuestro partido en Neuquén haya renunciado a ser un actor principal en la discusión del presente y del futuro”.

“Es fundamental avanzar en una profunda renovación de nuestras dirigencias y estructuras, si realmente entendemos que primero está siempre la Patria, si realmente creemos que mejor que decir es hacer”, dijeron. Y agregaron: “La realidad cómo una verdad, es también producto de una construcción colectiva. Y lo colectivo se construye con otros y otras. Perón y el peronismo, en su historia, han sido siempre frentistas. Siempre se priorizó el interés común y los puntos de acuerdo con otros sectores”.

“No puede ser que haya dirigentes que nos propongan ser sectarios, ser dogmáticos, Es nuestra voluntad construir un peronismo neuquino que recupere su contacto con la realidad difícil que le toca vivir a nuestro pueblo”, sostuvieron en un comunicato post encuentro.

Las diferencias de Martínez (ex secretario de Energía de Alberto Fernández) y los frentitas son cada vez más grandes, especialmente con aquellos que forman parte del gobierno de Rolando Figueroa. Ese es el caso de la diputada nacional Tanya Bertoldi (titular de la UPEFE) y de la ex concejal capitalina, Ana Servidio (subsecretaria del Copade), quienes le reprocharon a Martínez no haber apoyado a la provincia cuando era parte del gobierno nacional y tuvo oportunidad de hacerlo. También integra el gobierno provincial Marcelo Zuñiga, quien es subsecretario de Producción.

Otro de los que se han expresado a favor de cambiar las cosas en el peronismo es el referente del Frente Renovador (de Sergio Massa) y ex diputado provincial Carlos “Chino” Sánchez, quien (dicen) se cansó de esperar la autocrítica de la conducción del PJ. Claro está que el peronismo va más allá del PJ.

Así, una vez más, el peronismo comienza a organizarse de cara a una nueva cita electoral; esta vez las legislativas de 2025, en las que naturalmente también buscarán gravitar referentes como el senador Oscar Parrilli y el intendente de Cutral Co, Ramón Rioseco. Por lo pronto, de algo no quedan dudas: el peronismo neuquino ya transita por una nueva etapa.

Te puede interesar
Últimas noticias