Profundo dolor por el asesinato de Carlitos

Profundo dolor por el asesinato de Carlitos

Carlos Joel Ganuco, el chico de 13 años al que lamentablemente asesinaron de una puñalada en el tórax aquí, en la ciudad de Neuquén, era el menor de seis hermanos. Y el sábado a lo noche, cuando el asesino se cruzó en su camino, había ido a disfrutar de uno de sus artistas favoritos. Callejero Fino había subido al escenario de la Fiesta Nacional de la Confluencia y él regresaba feliz, junto a una de sus hermanas y un grupo de amigos.

Sus familiares que, aun en estado de shock, reclaman justicia están convencidos que el brutal ataque se produjo por una confusión, en medio de una violencia irracional que sin lugar a dudas debe llamar a la reflexión.

Cuentan que otro grupo de adolescentes increpó al grupo de Carlitos en proximidades de un negocio de la Avenida Olascoaga al que se dirigían para comprar pan y fiambre.

De repente uno comenzó a increparlos. Carlitos estaba atrás del amigo que respondió y fue ahí cuando un tercero entró en escena y lo apuñaló, sin piedad. Carla (de 20 años), la hermana que lo acompañaba, intercedió y fue salvajemente golpeada por otra joven, pendenciera al igual que el resto de los agresores.

Carlitos pidió ayuda. Todo se sucedió en minutos, segundos. De la avenida (ahí cerca del primer control para la Fiesta de la Confluencia) fue trasladado al Hospital Provincial Castro Rendón en un auto particular, pero lamentablemente no pudieron salvarlo.

Se supo que la familia es de Colonia Rural Nueva Espeanza y que está cargo de Paola (la más grande, de 24 años), tras el fallecimiento de su mamá, hace dos años. Carlitos era  muy querido en el barrio y en la Escuela 366, a la que asistía. Hoy se lo llora.

Por ese brutal asesinato, el fiscal de delitos juveniles, Germán Martín, formuló cargos a un adolescente (también menor). El fiscal le endilgó el delito de homicidio simple y, como medida cautelar, pidió el arresto excepcional, pedido que fue avalado por el juez.

Te puede interesar
Últimas noticias