Milei dejó atrás las blasfemias y abrazó al Papa

Milei dejó atrás las blasfemias y abrazó al Papa

Finalmente se dio el encuentro entre el Papa Francisco y el presidente Javier Milei. Ocurrió, este domingo, en la Basílica de San Pedro (Vaticano) durante la canonización de Mama Antula, desde ahora la primera santa argentina. De la ceremonia participó Francisco Sánchez, neuquino y secretario de Cultos del gobierno nacional.

Sánchez, que fue concejal en la ciudad capital y diputado nacional neuquino por el PRO, estuvo y sigue cuestionado por sectores de la sociedad, a raíz de  distintos motivos. Uno de ellos, haber impulsado la pena de muerte, contraria a la fe católica. Sin embargo estuvo ahí, con Milei y con el Santo Padre. La comitiva se emocionó cuando el Sumo Pontífice elevó al máximo honor de los altares a la “beatam Mariam Antoniam a Santo Ioseph de Paz y Figueroa”.

La ceremonia, que duró una hora y media, culminó con un abrazo entre el Papa y el primer mandatario de su madre patria. Cuando el Papa, en silla de ruedas, se acercó a saludarlo, Milei se lanzó a abrazar efusivamente al máximo líder de la Iglesia católica que, a su vez, respondió con sonrisas y palmadas. Milei le había proferido al Papa argentino la más injuriosa de las blasfemias. Lo llamó “representante del maligno en la Tierra”, pero luego dijo haberse arrepentido.

Este domingo, el presidente también estuvo acompañado por su hermana Karina, secretaria general de la presidencia; la canciller Diana Mondino, y los ministros del Interior y Capital Humano, Guillermo Francos y Sandra Pettovello.

Te puede interesar
Últimas noticias