Dos pendencieras y un patotero vuelven a prisión

Dos pendencieras y un patotero vuelven a prisión
La fiscal Rocío Rivero
La fiscal Rocío Rivero

Por pedido de la fiscal del caso, Rocío Rivero, un tribunal de impugnación neuquino ordenó que dos pendencieras y un patotero -acusados por tentativa de homicidio- vuelvan a estar detenidos. Entre los tres atacaron a un muchacho en un boliche y un juez ordenó su liberación, por un error administrativo.

El juez se había basado en un artículo del Código Procesal Penal que refiere a las demoras jurisdiccionales, pero la fiscal logró revertir la libertad de los imputados.

De acuerdo con lo que precisó la fiscal, en la formulación de cargos realizada el 14 de noviembre, se impuso la prisión preventiva por dos meses para proteger a la víctima y resguardar la investigación. Esa decisión, a pedido de la defensa, debía ser revisada en un plazo de 5 días, pero la Oficina Judicial no fijó la audiencia. Debido a esa omisión, el 22 de noviembre, el juez de garantías revocó la prisión preventiva y dispuso la libertad de los tres reos.

“Entendemos que la revocación de la prisión preventiva ha sido arbitraria”, apuntó la fiscal, porque “la legislación indica que la inmediata libertad debe ordenarse cuando un juez no resuelve, no cuando la Oficina Judicial no fija una audiencia”.

Tras escuchar a las partes, el tribunal de impugnación hizo lugar al planteo de la fiscalía, revocó la resolución adoptada por el juez de garantías -por lo que reinstauró la prisión preventiva original- y ordenó la fijación urgente de la audiencia prevista para revisar la medida cautelar.

El cobarde y brutal ataque lo perpetraron el 12 de noviembre, alrededor de las 5.30 de la madrugada, en un local bailable de Rincón de los Sauces. Mientras el muchacho estaba en el lugar junto a un grupo de amigos y amigas, fue atacado por la espalda con un cuchillo, lo cual le provocó lesiones. Y luego de caer al piso, lo agredieron con patadas y piñas.

La fiscal del caso planteó que la víctima conoce a las personas que la atacaron, P. M., N. J. y J. J.; ya que había tenido una relación de pareja con una de ellas. Los patoteros están acusados por tentativa de homicidio agravado por el vínculo, en carácter de coautores.

Te puede interesar
Últimas noticias