Reconocimiento a “Pechi”, en medio del vacío existencial

Reconocimiento a “Pechi”, en medio del vacío existencial

Impulsado por Juntos por el Cambio (JxC) y respaldado por la inmensa mayoría de los bloques (incluidos el MPN y el Frente de Todos), el proyecto que declara personalidad ilustre post mortem al ex intendente de Neuquén, Horacio “Pechi” Quiroga, fue aprobado por la Legislatura neuquina.

Durante su tratamiento en el recinto se repasaron tanto sus logros de gestión (la Plaza de las Banderas, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Cenotafio malvinero, la terminal de ómnibus, el Paseo de la Costa, etc.) como su desempeño en los cargos que procuró ocupar (concejal, diputado nacional, funcionario del Gobierno nacional, etc.)

Pero “Pechi” fue mucho más que eso; fue un hábil estratega que gobernó durante cuatro períodos la ciudad más importante de la Patagonia, y que logró aglutinar a las fuerzas de la centro derecha, que ahora -camino al calendario electoral de 2023- lo extraña a horrores, tanto por su poder de decisión como por su pragmatismo. Anida -en ese sector- una aparente sensación de vacío existencial, que todo lo demora.

Hoy JxC se encuentra inmerso en un prolongado debate, entre las intenciones de un sector del PRO de abrirle las puertas a Jorge Sobisch para que participe de la interna por la candidatura a gobernador, y el rechazo que eso genera entre referentes de la CC-ARI y de la UCR. Desde la partida de “Pechi” el sector entró en un estado de orfandad del que aún no consigue salir. Y tampoco lograr unificar criterios respecto de un eventual o hipotético acercamiento a Rolando Figueroa, del que se habla en el mundillo.

Cansado de esperar, uno de los referentes del radicalismo, el concejal Juan Peláez, organizó su propio frente y lanzó su candidatura a intendente, con el respaldo del Frente Grande, Unidad Popular y el partido de Ramón Rioseco (FyPN), quien supo ser socio estratégico de Quiroga y que, una vez más, aspira a gobernar la provincia.

En fin, el diputado Andrés Blanco (Frente de Izquierda - PTS) no acompañó la declaración de personalidad ilustre post mortem, y argumentó su rechazo en las diferencias ideológicas y no personales. Son esas mismas diferencias que Quiroga manejaba muy bien toda vez que el destino ponía frente a él la posibilidad de diferenciarse. “Hay un grupo violento que se fue apoderando de la causa mapuche. Y una cosa es la causa mapuche, que es la causa de los argentinos, y otra cosa es lo que yo llamo el mapuchismo, que es lo que están haciendo algunos extorsionadores profesionales que buscan beneficios económicos”, decía allá por 2018 aquel conductor al que tanto se extraña.

Te puede interesar
Últimas noticias