Entre piquete y piquete, el PRO reclama represión para los sediciosos

En medio de otra semana complicada por el accionar piquetero, legisladores locales y nacionales del PRO neuquino salieron a reclamar represión contra esos grupos a los que consideran sediciosos. Mientras eso sucede, y las organizaciones sociales amenazan con más piquetes, el gobierno provincial llama a licitación para reforzar las partidas de los comedores a los que concurren quienes se ven particularmente golpeados por la crisis económica. Claro que, en tiempos electorales, también hay lugar para mostrar gestión en medio de las campañas.

Los cortes de ruta, puentes y avenidas que tantos fastidios y perjuicios generan al común de la población, inspiraron a dirigentes de la versión neuquina de Juntos por el Cambio, uno de cuyos exponentes pidió represión. El concejal capitalino Marcelo Bermúdez (PRO) consideró “una vergüenza” que desde el gobierno “se tolere el accionar sedicioso (*) de estos tipos” “¡Es bochornoso ver tanta cobardía en la política!”, exclamó en su mensaje explícito a la provincia, el municipio y la Justicia “¡Hagan su trabajo!”, instó. El diputado nacional Francisco Sánchez (PRO) fue más allá con su reclamo y lanzó: “Las autoridades del gobierno no están para jugar a la mediación, sino para hacer cumplir las leyes. Por eso, en estos casos corresponde reprimir de manera implacable”. Mientras que su compañero de bloque, David Schlereth consideró que los piquetes “transgreden toda  lógica de un reclamo” y dijo que “es inaceptable tener paralizada la actividad económica”. Los últimos piquetes fueron particularmente perjudiciales para los comerciantes del centro capitalino, que vienen golpeados por la pandemia y la debacle económica.

Las organizaciones sociales -sin eufemismos, piqueteras- reclaman más partidas para comedores, planes y puestos de trabajo. Y van desde las amenazas a los cortes, y de ahí a la mediación, en un círculo que ya parece vicioso… Y mientras acusa que detrás de esos reclamos hay intereses políticos (la participación del Partido Obrero es a cara lavada), el gobierno provincial sigue destinando recursos a la asistencia de quienes no pueden cubrir sus necesidades, en estos momentos de penuria económica y altos índices de pobreza. Tal es así que la subsecretaría de Desarrollo Social acaba de llamar a nuevas licitaciones privadas, una de ellas para la compra de pan destinado a abastecer merenderos de siete organizaciones sociales de la ciudad de Neuquén, durante un periodo de tres meses; la apertura de sobres está prevista para el 5 de octubre, a las 10. También convocó a licitación privada para la compra de 2.700 módulos alimentarios, destinados a brindar contención a personas y grupos familiares en situación de vulnerabilidad social; en este caso, los sobres se abrirán el 6 de octubre, también a las 10.

El concejal capitalino Marcelo Zúñiga (Frente de Todos), quien va por la renovación de su banca en los comicios del 24 de octubre, sacó chapa de una iniciativa suya que mutó en feliz realidad para vecinos de la ciudad. Es una “alegría compartida con 61 familias del barrio Don Bosco, sector Ignacio Rivas”, dijo al destacar el inicio de las obras de luz a cargo de cooperativa energética CALF. “Gracias a la ordenanza que impulsamos y los fondos del Estado Nacional”, sostuvo y concluyó: “La ciudad que soñamos es con servicios en cada barrio. De la represión y el abandono, a la regularización y vida digna”.

El ministerio de Niñez, Adolescencia y Juventud tiene previsto realizar una serie de obras en su sede de la ex unidad penitenciaria conocida como U9 y ya va camino a eso, vía licitación privada. Los trabajos incluirán refacciones, reparaciones y tareas de mantenimiento en el edificio; además de desmalezamiento, retiro de escombros (también de columnas y cables en desuso que quedaron tras la mudanza del penal a Senillosa y que constituyen un peligro). Del mismo modo contemplan la colocación de alambrado, un portón y una puerta, en este edificio que es muy visitado, por cierto. 

La familia Koopmann sufrió el hackeo de una cuenta de whatsapp. El tema tuvo derivaciones insólitas, como por ejemplo lo que le sucedió a un periodista, que recibió un mensaje y creyó que era del vicegobernador. «¿Cómo anda?» le preguntó, inocentemente, por el chat. «Bien -le contestaron- ¿sabés de quién quisiera comprar 5 mil dólares?». El periodista no se animó a contestar nada, y así permaneció hasta que se empezó a saber de la intromisión del pirata cibernético. No se sabe hasta dónde habrá avanzado en su osadía…

(*)La Real Academia Española define a sedición como “Alzamiento colectivo y violento contra la autoridad, el orden público o la disciplina militar, sin llegar a la gravedad de la rebelión”.

Categorías de los artículos:
Chimentos

No se permiten comentarios