Dictadura del proletariado para el coronavirus Delta

La diputada por el Frente de Izquierda (FIT) en la provincia de Neuquén, Patricia Jure, trazó un panorama inquietante respecto de la eventual irrupción de la cepa Delta del Covid-19 y subrayó que los protocolos para evitar contagios en los lugares de trabajo deberían estar bajo control obrero.

La legisladora hizo estas declaraciones en momentos de descensos en la cantidad de contagios y muertes y de regreso a la normalidad, con público en el fútbol y todo. Desde el Partido Obrero (PO) observan que el gobierno de Alberto Fernández está peligrosamente con la guardia baja, frente a la amenaza de la variante Delta.

«El reforzamiento y la centralización del sistema sanitario, son necesarios si se quieren evitar nuevos récords de números trágicos, como los 40 mil casos diarios o los 100 mil muertos» en el país, dijo Jure quien además es precandidata a diputada nacional.

“Para eso, la lucha debe dirigirse hacia un aumento en el presupuesto de salud, garantía de más testeos y que se realicen pruebas que permitan detectar la variante, además de analizar y estudiar su evolución en el país. Salario básico de 100 mil para los trabajadores de la salud y mejores condiciones salariales, contratación de personal y licencias para quienes tienen factores de riesgo. Protocolos de bioseguridad en los lugares de trabajo bajo control obrero”, agregó.

La referente del PO en la provincia, también compartió un artículo del órgano de difusión de esa fuerza, Prensa Obrera, en el que se señala lo siguiente: «Luego de estar tres semanas internado por una neumonía bilateral, el domingo por la noche murió el paciente cero por la variante Delta de coronavirus. Hoy lunes, a horas del mediodía, se notificó la muerte de una mujer de 38 años que había sido contacto estrecho del caso índice y estaba siendo tratada en la provincia de Córdoba. Ninguno de ellos estaba vacunado».

«Según especialistas, el resultado es una pequeña muestra de lo que le espera al país si no se toman acciones urgentes. Esto es un problema por dos aristas: no es solamente que el gobierno (nacional) no toma medidas concretas para detener su avance, sino que no se sabe dónde estamos parados con respecto a la variante debido a la falta de informes del Ministerio de Salud, por lo que el camino se hace a ciegas. Pocas horas después de la noticia, la ministra de Salud Carla Vizzotti aseguró que la variante está cerquita de ser comunitaria aunque todavía no es la predominante. Una vez más evitó dar datos epidemiológicos concretos que permitan armar un panorama más claro de lo que se viene», dijo.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios