PASO en septiembre y elecciones en noviembre: sin chance de más cambios

El gobierno de Alberto Fernández-Cristina Kirchner llegó a un acuerdo con los bloques políticos del Congreso, para fijar las primarias el 12 de septiembre, y las generales el 14 de noviembre. El acuerdo se negoció en función de la incorporación de una cláusula clave: la que garantiza que se harán en esas fechas, sin posibilidad de volver a postergarlas.

Hace meses que se negociaba con esa condición, pero no había plafón político desde el oficialismo, dividido como está entre las tensiones del kirchnerismo duro de la Cámpora y de Cristina Kirchner, y el plantel aplicado a la gestión del Ejecutivo que encabeza el presidente Alberto Fernández.

Alberto Fernández había decidido en principio, junto con los gobernadores, no cambiar las fechas, sino directamente anular las PASO y hacer las generales en octubre. La puja interna y las diferencias explicitadas por Juntos por el Cambio, que se negó todo el tiempo a la anulación de las PASO, terminaron encaminando esta solución: postergación, con cláusula de no hacerla indefinida, pase lo que pase con la pandemia y con las demás circunstancias del complicado panorama político-social argentino.

Del encuentro con Wado de Pedro y Sergio Massa, donde se rubricó el acuerdo, participaron los jefes de los distintos bloques del Parlamento. Estuvo allí, por el interbloque MPN, la diputada Alma Chani Sapag.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios