La divertida sátira con la interna al rojo vivo

El ingenio satírico argentino es proverbial. Viene de los ancestros del periodismo, con El Mosquito, con Caras y Caretas, con la inolvidable Tía Vicenta de Landrú. Y antes, se afirmaba en las payadas, en las pulperías, cuando el Martín Fierro recién empezaba a circular entre los paisanos. Sigue vigente, y este viernes tuvo una expresión destacada por lo graciosa con base en un juego infantil, y con la interna gubernamental nacional como tema.

La renuncia resistida de Federico Basualdo, el subsecretario de Energía, fue la ocasión para lucirse. En ese entramado, que lo tiene como partícipe por cercanía en la función al neuquino Darío Martínez, participan Cristina Kirchner, Alberto Fernández, Martín Guzmán, como piezas directas del juego.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios