Importante gesto del gobierno neuquino: abre la negociación a más gremios

El gobierno amplía la mesa de diálogo y convoca a ATE, UPCN, Siprosapune y SEN. La noticia, escueta pero muy significativa, fue comunicada por la gestión de Omar Gutiérrez a las 18,50 de una tarde en la que se negociaba intensamente dentro de la Ciudad Judicial, en el Ministerio Público Fiscal, bajo la batuta mediadora del fiscal José Gerez y con la presencia de las ministras Vanina Merlo y Andrea Peve.

Es, tal vez, la evolución natural de un conflicto que tenía a las partes dentro de un laberinto. Es difícil salir de un laberinto, y a la salida espera el monstruo, porque lo que es relativa esa opción. Lo que enseña la mitología bien podrá aplicarse a la coyuntura neuquina. No habrá vencedores ni vencidos al cabo de la puja.

Es un importante reconocimiento el que han conseguido los gremios paradójicamente no reconocidos hasta ahora. Siprosapune y SEN (médicos y enfermeros) representan a buena parte de los autoconvocados. Para ellos es un triunfo. ATE y UPCN deberán admitir que pierden el monopolio repartido que compartían a duras penas entre sí. El sector salud será tan solo una muestra de lo que se viene: una mayor pluralidad que romperá el fácil esquema corporativo que distinguió hasta ahora a la organización político y social de la provincia.

La decisión del gobernador Omar Gutiérrez, de ampliar el diálogo institucional, es una buena decisión. No importa ahora hablar de lo que se hubiera deseado. Evidentemente, la situación del conflicto es grave, gravísima, y va más allá de una puja sectorial. Tal vez se haya entendido esto. Después de marcar una durísima posición en el documento del MPN, el gobierno ahora da una señal de mayor amplitud, de búsqueda más sincera de una concordia necesaria. Es también, la señal inequívoca que un gobierno no debe ceder ante una masa indiscriminada, por más popular que sea, sino que debe atender a las circunstancias por cauces siempre institucionales.

No es posible gobernar en medio de piquetes continuos, que atentan directamente contra el manejo de la economía productiva de la provincia, y socavan los necesarios recursos para afrontar la difícil situación de la pandemia y de la crisis de Argentina, con la mitad de la población en situación de pobreza.

Ahora, se verá si da resultado el importante gesto político que se ha generado.

Rubén Boggi

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios