Incorregible tendencia argentina: en Madryn aplican tributo al viento

Durante muchos años, todos quienes generalmente se alinean con el progresismo se desvivieron en alentar la producción de energía «limpia», o, al menos, menos contaminante. Ahora, cuando esto comienza a concretarse, nada menos que en Puerto Madryn, un lugar emblemático para la naturaleza y la vida, los concejales no tuvieron mejor idea que inventar un tributo para aplicar a esa producción eléctrica, mediante la fuerza del viento. Y, rápidamente, junto con las quejas, llegó el apelativo, muy argentino, del «impuesto al viento».

Por supuesto que la Cámara Eólica Argentina (CEA), que representa los nacientes intereses empresarios de esta forma de producir energía, ya le pidió a la Secretaría de Energía de la Nación la intervención. Quieren que se resuelva una situación que no estaba en los planes. Un nuevo cambio en las reglas de juego en el sector energético. 

La entidad, presidida por René Vaca Guzmán, advirtió que la aplicación de este tipo de tasas municipales pueden llevar a poner en riesgo «la viabilidad de la actividad».

En diciembre de 2019, los parques eólicos que habían iniciado la etapa de construcción, y en algunos casos la etapa de operación comercial, quedaron comprendidos en el territorio del Municipio de Puerto Madryn a raíz de la extensión del ejido municipal. Fue allí, que, rápido de reflejos, el  Concejo Deliberante local vio la oportunidad de aumentar la recaudación del municipio, y puso en marcha un régimen tributario especial para los parques eólicos.

«La decisión del Municipio se ve actualmente agravada ya que adopta a la cantidad y potencia de aerogeneradores como componentes de la base de cálculo de la tasa», sostuvo ahora la entidad empresaria, que opina que «la tasa resulta inaceptable en tanto no tiende a retribuir un servicio que la Municipalidad tenga la facultad legal ni técnica de prestar efectivamente, con relación a la actividad e instalaciones afectadas a la generación de energía eólica».
 

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Economía

No se permiten comentarios