Siete concejales imputados por «desobediencia» después de destituir a un funcionario

En Villa la Angostura hay siete concejales acusados de no respetar una orden judicial. Sucede después que el Deliberante inició juicio político y destituyó al secretario de Hacienda del Municipio, Daniel Brito. El fiscal jefe Fernando Rubio y el asistente letrado Ramiro Amaya formularon los cargos “por haber incumplido la orden de un juez provincial, quien, en el ejercicio de sus funciones, les había ordenado suspender una sesión del cuerpo en enero pasado”, según se consignó oficialmente.

No hay antecedentes de semejante enfrentamiento entre dos poderes del Estado en la joyita lacustre del turismo neuquino. Por supuesto, hay un encendido debate político, y la presunción, de parte de Juntos por el Cambio, de que se protege, desde el Poder Judicial, a un funcionario del MPN.

Marta Cicconi, una de las representantes del pueblo acusadas por la presunta desobediencia, manifestó su “desazón y preocupación” por la imputación. “Los argentinos no podemos rendirnos ante el atropello y el autoritarismo”, dijo. Y aseguró que “no hay lugar para claudicar. Cuando asumí mi responsabilidad como concejal lo hice con todos los riesgos que esto conlleva: controlar los actos de quienes están acostumbrados a la impunidad puede ser peligroso”.

Lo que sucedió en su momento fue que el Deliberante decidió sesionar y avanzar en la destitución del funcionario, pese a existir una orden judicial devenida de un recurso presentado por Brito, para frenar ese proceso. Los concejales entendieron que, al no haber recibido la notificación oficial, no correspondía darse por enterados. La destitución fue un hecho, tal como reflejara entonces este medio.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios