Gutiérrez ratificó rebaja en impuesto para rubros de la construcción

El gobernador Omar Gutiérrez ratificó este lunes que aplicará una disminución del 50 por ciento en la alícuota del Impuesto a los Ingresos Brutos (IGB) para distintos oficios de la actividad de la construcción en la provincia.

Durante una conferencia ofrecida en Casa de Gobierno, el mandatario explicó que “a partir de este mes de enero, trabajadores como yeseros, electricistas, pintores, plomeros y otros vinculados al sector de la construcción pasarán a tributar el 2,5 por ciento en vez del 5 por ciento como lo venían haciendo” y precisó que esto significa una inversión fiscal del estado neuquino de unos 25 millones de pesos por año.

Gutiérrez dijo además que “se está verificando un crecimiento en la actividad de la construcción, que se ve reflejado en el aumento de los puestos de trabajo registrados” en ese sector y detalló que “en octubre pasado se contabilizaron 10.570 puestos de trabajo contra los 10.120 de mayo, habiendo tocado un piso de 9.516 en julio”.

Al respecto, manifestó: “para nosotros es prioritario que cada uno de los diez mil puestos de trabajo de la actividad privada que se cayeron durante la pandemia se recuperen, y de esta manera generar consumo interno”.

“La construcción es una actividad dinamizante de la economía provincial ya que es demandada por muchos sectores como la energía, el comercio, el sistema de salud, el turismo y la industria, y a su vez derrama beneficios sobre otros tantos sectores, generando consumo y demanda”, resaltó.

El crecimiento de la actividad de la construcción se vio reflejado también en el consumo de cemento, que durante los tres primeros trimestres del año pasado llegó a las 157.149 toneladas, lo que representa el 2,4 por ciento de lo consumido en el país en ese período.

Siempre como aliciente para la recuperación económica de la provincia, el gobernador aseguró que “vamos a continuar con la estabilidad fiscal, es decir que el panorama impositivo no tendrá modificaciones este año”. Además, anunció que se decidió prorrogar el vencimiento del plan de pagos de impuestos provinciales para las micropymes y las personas físicas hasta el 22 de marzo.

En este sentido, precisó que “esta prórroga es tanto para los impuestos provinciales que tenían origen hasta febrero de 2020 como para las deudas que se generaron desde el 1 de marzo hasta septiembre del año pasado”. Asimismo, indicó que el plan abarcará las deudas por multas que se aplicaron por infracciones impositivas, el interés por mora y las deudas impositivas que se encuentran en instancia administrativo-judicial, previo consentimiento del fiscal de Estado.

“Estas son medida que buscan darle oxígeno al sector privado, quitando presión impositiva para que pueda despegar, como ya se está verificando en sectores como la Energía y la Construcción”, destacó Gutiérrez.

Etiquetas del artículo:
· ·
Categorías de los artículos:
Economía

No se permiten comentarios