Los agoreros y la claudicación imposible, según el Presidente

El presidente Alberto Fernández exhortó hoy a que «no nos hagan claudicar los agoreros» que, según su interpretación, tratan de «hacernos pelear entre nosotros»; y convocó a «darse cuenta de todo lo que fuimos capaces de hacer en el peor momento de la historia».

Al encabezar un acto en Lomas de Zamora, junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof, el Presidente cuestionó la presunta política de «mano dura» de sus «adversarios», y postuló en cambio una política de «justicia, cumplimiento de condenas y reinserción en la sociedad» de los detenidos.

Así lo afirmó al encabezar el acto de anuncio de la culminación del Plan de Infraestructura Penitenciaria Provincial 2020, en la Unidad 58 del municipio bonaerense de Lomas de Zamora.

«Los invito a que no nos hagan claudicar. Que todos los agoreros que todos los días suenan por ahí tratando de generar desaliento, de hacernos pelear entre nosotros, tratando de dividirnos, no lo logren. Dense cuenta de todo lo que fuimos capaces de hacer en el peor momento de la historia de la humanidad», dijo Fernández en su discurso y agregó: «Y lo hicimos juntos, unidos y unidos pusimos todo lo mejor de nosotros».

En otro tramo de su discurso, el mandatario destacó que la provincia de Buenos Aires «es la locomotora de la Argentina» y remarcó: «Hace un año que trabajo con Axel; vamos a terminar este año juntos y vamos empezar el año que viene juntos, todos unidos, haciendo la Argentina que nos merecemos».

En su mensaje, el Presidente analizó además que tiene «una diferencia ética» con sus adversarios, al señalar que un sector «dice ‘mano dura y que se pudran en la cárcel'» mientras que desde el Gobierno se sostiene la idea de «justicia, que cumplan condena y vuelvan a reintegrarse a la sociedad».

En ese sentido, diferenció que «no es un problema de mano dura, de sumirlos en la indignidad, del encierro y de las carencias» sino que implica entender que «es un problema de entender que estamos es un sociedad muy desigual, que muchas veces conduce a la desesperación del delito como única salida, y esto tenemos que corregirlo».

Más adelante, Fernández se preguntó «a qué normalidad queremos volver» cuando pase la pandemia de coronavirus y advirtió que «a la normalidad donde se hacinan seres humanos (en las cárceles) no quiero volver más».

«Quiero volver y crear otra normalidad, desde la ética que tenemos y que nos dice que todos somos seres humanos y merecemos ser tratados dignamente», subrayó el jefe de Estado y dese{o que «el día que salga algunos de los argentinos de la cárcel y vuelva a los barrios no se encuentre con un lugar donde solo lo obligan a volver a delinquir sino con la oportunidad de tener afecto y refugio en su familia».

En otro tramo de su discurso, el Presidente se dirigió al gobernador Kicillof y lo elogió: «Estás haciendo un buen trabajo Axel porque esto es lo que un gobierno digno y ético debe hacer».

Etiquetas del artículo:
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios