Dificultades de pandemia, candidaturas, y una mudanza que se viene

La pandemia sigue caracterizando la nueva vida y costumbres de los neuquinos, pero es indudable que ya está asimilándose, con el alto costo que implica, y sus efectos se traducirán inexorablemente en un año político que será muy agitado. Veamos:

Al cabo de 7 meses -parecieron eternos- de declarada la pandemia, hay algunos “vicios, hábitos y costumbres” que se van instalando en el entorno de quienes acompañan a diario a Omar Gutiérrez. Dicen que uno de esos hábitos (se le atribuye a uno de los hermanos del gobernador, vinculado a los temas de comunicación) es la práctica política de lanzar grandes anuncios, pomposos planes y grandilocuentes títulos, que luego quedan en el olvido. Esa suerte parece que corrió el denominado Consejo Consultivo Plural. En agosto se hablaba del Consejo “para impulsar estrategias participativas para la post pandemia”, pero el presente parece que obligó al gobernador y su equipo a meterse de lleno en la realidad, y dejar el “post” para cuando haya más certezas de cuando llegue el “después”. Las reuniones a lo largo y ancho de la pantalla, quedaron postergadas. En algunos casos, dicen, superadas por los reclamos actuales de los mismos invitados a participar del Consejo, como los comerciantes, sindicatos y cámaras empresariales, que abandonaron el Zoom para hacerse escuchar en las calles.

Similar suerte a la convocatoria del Consejo Consultivo Plural, tuvo el llamado a los profesionales de la Salud, de los tres poderes del Estado, más los colegios médicos de la provincia, para ayudar en la pandemia. Esta iniciativa se la facturan a la vapuleada ministra de Salud, Andrea Peve. Con los colegios médicos, no se pudo llegar a un acuerdo de cómo sería la compensación para que el profesional que se desempeña en el privado “no pierda plata” y pueda seguir subsistiendo al abandonar su consultorio. Y en el caso del Estado, lo llamativo es que la convocatoria finalmente era en la mayoría de los casos, para atender vía el 0800, los casos de denuncia por sospecha de Covid o el seguimiento de quienes cumplen con la internación domiciliaria.  Un ejemplo es el Poder Judicial. Y no por falta de voluntad, precisamente. De un total de casi 150 profesionales vinculados a la medicina o profesiones afines que se solicitaban, la mitad se ofreció, pero al final nunca los convocaron.

El clima en el MPN no es el mejor. A 29 días del primer año de mandato, el oficialismo gobernante ya busca como suceder al actual gobernador y “jefe espiritual” Omar Gutiérrez. Cuando uno pregunta si son exponentes de la Lista Azul se encargan de separar muy bien las aguas. “No. Somos integrantes del espacio político que gobierna la provincia”, responden con total desparpajo. Lo cierto es que Pablo Gutiérrez Colantuono, hermano del mandatario y máximo referente del gabinete provincial es el que trabaja la instalación de su candidatura desde las oficinas del COPADE. Desde lo alto del Complejo Admnistrativo Ministerial, Colantuono observa los movimientos de los propios y extraños. El último mes desde el mismo sector gobernante, salió a discutir posiciones el actual ministro de Deportes, Luis Sánchez. El “negro” no anda con chiquitas y ya habría encargado un plan de trabajo que le garantice ser de la partida en la próxima interna a gobernador del MPN. Sánchez, desde el llano de la Ciudad Deportiva, teje pacientemente su estrategia y encabeza reuniones con referentes de distintos sectores de la provincia.  Dos hombres del sector que lidera Omar Gutiérrez, que es justo decir en varias oportunidades ha dicho que hablar de candidaturas o hacer análisis políticos electorales a futuro, en medio de la Pandemia, es irrespetuoso e irresponsable. ¡Teléfono para dos integrantes del Gabinete del oficialismo gobernante!

Hablando de candidaturas, el que no disimula sus intenciones por ir nuevamente por la intendencia de Neuquén Capital, es el actual concejal, Marcelo Bermúdez. El presidente del PRO tiene su agenda de reuniones más que intensa, y varias veces ha sido convocado por un ex gobernador de la provincia, hoy alejado de su partido de origen: Jorge Sobisch. Hasta el momento el pelado se ha mostrado equidistante. Otros, de su especie, han caído rendidos a los gestos seductores del veterano dirigente que imagina una provincia y una ciudad capital sin MPN. Misión difícil si las hay, teniendo en cuenta el resultado de las últimas elecciones. Lo concreto es que, hasta ahora, Bermúdez  ha puesto límites a las apetencias frentistas del “bigote” y se lo hizo saber a través de por lo menos dos emisarios. ¿La razón? Una foto que circula por whatshapp, en la que dialogan amistosamente el ex gobernador y Ramón, el máximo referente de la dinastía Rioseco en Cutral Co.

Hay un legislador provincial, de un bloque de uno de los espacios políticos nacionales, que estaría armando las valijas. El joven dirigente es nuevo en las lides, y habría encontrado mayor reconocimiento y predicamento en el sector de diputados autónomos, satélites de las disputas que permanentemente mantienen el MPN, el Frente de Todos y Juntos Por el Cambio. El muchacho ya habría comunicado su decisión de abandonar el bloque que hoy integra, y en pocas semanas más pondría el cartelito de su nuevo espacio en el ingreso de su despacho. Las apuestas entre los mozos están orientadas a qué nuevo cuadro colgará en la pared, o qué dirigente político provincial estará en el portarretrato del escritorio del joven legislador. Algunos indican que podría ser la imagen de alguien de Rioja y Roca; otros apuestan por la postura sonriente del vicegobernador; y otros tantos, por la del intendente neuquino récord, Horacio “Pechi” Quiroga.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Chimentos

No se permiten comentarios