Decretos, historias viejas, e inconvenientes familiares

Es una semana intensa, porque tuvo la visita del Presidente, pero también por el desbarajuste político, que acompaña una crisis combinada entre pandemia y economía. Veamos lo que han recogido del ambiente los periodistas de Diariamente Neuquén:

Los comentarios en el ambiente político van y vienen, circulan, buscan provocar determinados resultados, y no siempre son verdad. Pero, por la insistencia de algunos, no queda más que reflejarlos, cosa de la que se ocupa esta columna, nacida de aquel ejemplar “charlas de quincho” en Ámbito Financiero, y “Sala de Embarque”, que fue su traducción neuquina en La Mañana del Sur. Esto es simplemente “chimentos”, y funciona de una manera equivalente. Por ejemplo, escuchando cómo se ha comenzado a calificar a intendentes según sus actitudes respecto del decreto provincial de restricciones cuarentenarias. Así, para algunos, la intendenta de Plottier, Gloria Ruiz, pasó a ser ídolo para cierta oposición, porque su gobierno no adhirió a la normativa. Lo contrario pasó con Javier Bertoldi, el jefe municipal de Centenario, que puso el mocho sin mayor problema. Aunque después no controló, y, en la práctica, en Centenario pasó lo mismo que en Plottier, pero por izquierda. También se habló del intendente de la capital neuquina, Mariano Gaido: adhirió, obviamente, al decreto de Omar Gutiérrez. Esto fue aprovechado en los escaparates mediáticos por varios referentes de Juntos por el Cambio, que salieron a decir que ese seguimiento incondicional no se vio durante 20 años, y ahora sí. Curiosamente, hubo quienes les respondieron con un: “¿te parece?” muy sugerente. Se referían, precisamente, a lo de “seguimiento incondicional”.

Siete días de absoluto silencio. Es el tiempo transcurrido en el que el intendente de Neuquén no ha emitido opinión sobre ninguno de los temas de la agenda sanitaria que nos marca la Pandemia. El dato no es menor y sirve para todo tipo de especulaciones. Las más sabrosas vienen del lado de los opositores del MPN, mayormente refugiados en los despachos de la Legislatura neuquina. Se dice que en el MPN el horno no está para bollos y que el mandatario comunal habría decidido hacer «mutis por el foro» a la espera de que el panorama se aclare. «Mariano sabe que es la reserva política y no va a dar ningún paso en falso. Los números de la economía los tiene controlados y está atendiendo requerimientos de nuevas empresas que quieren radicarse en la ciudad, en eso ocupa su tiempo» indicó un lobista multicolor habitué de las horas matutinas en la casa de las leyes. Otro con ojo más agudo fue al hueso con su especulación «Gaido y Gutiérrez no están en su mejor momento. Dicen que hace varias semanas que el trato es muy distante, a tal punto que muchos afincados en despachos de Roca y Avenida Argentina, llaman a la privada del gobernador preguntando si arman sus bolsos y se retiran del Palacio Municipal».

Los tiempos cambian, y muchos de los que hace unos años se opusieron terminantemente al acuerdo entre YPF y Chevron, que permitió comenzar con la extracción no convencional en Vaca Muerta, ahora se destacaron por dar gracias al presidente Alberto Fernández, por lo que significaría el Plan Gas 4, la reactivación petrolera y el aumento en la producción de hidrocarburos. Se lo vio, por ejemplo, al diputado Mariano Mansilla, generalmente arisco a toda declaración que tuviera algo favorable que ver con las grandes empresas y las multinacionales, muy contento con el ahora amigo peronista y presidente. Incluso posteó un sonoro “gracias” en las redes sociales, acompañado por fotos junto al mandatario y referentes de YPF. La misma empresa que, entonces, había recibido la condena de los amigos de lo nacional y popular por su alianza estratégica con la petrolera norteamericana. Lejos han quedado aquellos tiempos del 2013, cuando el ahora diputado era concejal, estaba cerca de Horacio Quiroga, y convocaba a marchas de protesta con la consigna “fuera Chevrón de Neuquén”.

Brian tiene 23 años y es portador de un apellido con lustre político. Es sobrino de José y Ramón, los «emperadores» de la comarca petrolera Cutral Co Plaza Huincul. Durante 10 años el sobrino fue un activo militante del espacio político que regentea el legislador del Parlasur. Como en toda familia, cuando las ganancias son notorias, y no se aclara que no forman parte del reparto general, comienzan las confusiones. Así parece ser la historia que hoy mantiene enfrentados a Brian con los tíos, José y Ramón. El pibe no anda con chiquitas y dice a boca de jarro que los parientes tienen un entorno marginal y pesado y que también gozan de favores de las autoridades de la policía local. El enfrentamiento es de tal magnitud que el tío Ramón habría decidido negarle la filiación familiar. El grito del tío habría llegado a una clínica capitalina, y entre los empleados de mesa de entrada recordaban una situación similar por la que habría atravesado José. Pero en este caso por un adolescente, de 15 años, que le apareció hace un par de temporadas atrás. Parece que Brian, de tornado va pasando a huracán, y va a causar mucho más daño del que los tíos imaginan.

Un conductor enajenado, una esposa con carácter y un par de personajes ausentes: La semana que finaliza puso a las máximas autoridades provinciales en la foto más burda que uno pueda imaginar, en el ambiente mediático. El conductor, fiel a su estilo, descargó toda su furia y epítetos de grueso calibre sobre el gobernador de la provincia, la ministra de salud y la responsable del área educativa. La intervención fue de tal calibre que por un momento se lo ubicó al gobernador renunciando, y en su lugar asumiendo las funciones el actual vicegobernador, Marcos Koopman. Difícil situación la del número dos de la provincia, que se vio obligado a aclarar que el nada tenía que ver con aquellas proclamas radiofónicas.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Chimentos

No se permiten comentarios