Las empresas se hicieron oír con una caravana en plena cuarentena

La anunciada marcha de vehículos representando a pequeñas y medianas empresas de Neuquén se concretó en la tarde de este lunes 12 de octubre, feriado y con restricciones para el tránsito en el contexto de cuarentena por la pandemia.

Tiene una connotación directa con la situación económica (mala) en la que han quedado la mayoría de estas empresas tras la larga cuarentena, la caída de la producción petrolera, y la prolongada inactividad económica que se producido como efecto no deseado (tampoco demasiado pensado) de las medidas sanitarias.

Desafiando explícitamente las restricciones, los empresarios Pymes bajaron desde las alturas de la barda en donde está el Parque Industrial, hacia el casco céntrico de la ciudad más emblemática de la Patagonia. Haciendo sonar las bocinas de sus vehículos, enarbolando banderas argentinas, dejaron en claro que hay disconformidad con la situación, y que lo que reclaman es «participación en las decisiones» del rubro económico que se van tomando en estos tiempos difíciles.

Ya en el casco céntrico, la caravana se introdujo en medio del «banderazo» que se había organizado en paralelo, con consignas adversas al gobierno nacional de Alberto Fernández.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Actualidad

No se permiten comentarios