«Este es un barrio de gauchos; no queremos gays»

Un conflicto que amenaza con dirimirse en la Justicia se registró en la sede de la comisión vecinal del barrio Nueva Esperanza –en la meseta neuquina-, donde el presidente Ever Urrutia denunció haber sido desalojado por integrantes de su propia comisión directiva. “Este es un barrio de gauchos; no queremos gays” fue una de las frases que utilizó Laura Nievas quien ocupaba la tesorería de la vecinal y asumió la presidencia.

Este miércoles Urrutia difundió un video en el que se lo vio forzando la puerta de entrada de la sede, en cuyo interior había gran cantidad de personas que lo echaron, entre ellas Nievas.

Urrutia, en declaraciones a Noticiero Central de 24/7 Canal de Noticias, comentó que cuando fue a la sede de la vecinal para cumplir con una serie de actividades con vecinos del sector, tuvo que “forzar la puerta” que estaba trabada con una llave de adentro, y “me recibieron unos cuantos matones”.

“La comisión había sido usurpada por la tesorera que, entre gallos y medianoche, fue proclamada por la subsecretaría de Asociaciones Vecinales de Claudio Marchetti, pasando por encima de la voluntad de los vecinos que me eligieron en septiembre de 2018 por más del 65 por ciento de los votos, con mandato hasta 2022”, denunció. “Marchetti dijo que las comisiones vecinales que no sean afines al partido provincial (MPN), él las iba a acomodar”, agregó.

“Esto es una puja política. Las vecinales no pueden ser de un partido. En una ciudad que se proclama capital de los Derechos Humanos no se puede permitir este avasallamiento a la voluntad popular de los vecinos”, señaló el vecinalista.

En las imágenes, Urrutia se encontraba en clara inferioridad de condiciones cuando tres o cuatro hombres, algunos con barbijos, otros no, lo echaron del salón. Uno de ellos con un trozo de madera en la mano. En un momento fue obligado a retirarse mientras se lo acusaba de «corrupto» y de «haberse robado los materiales para terminar la vecinal».

Nievas le dio el último adiós a Urrutia en la puerta, diciéndole que Colonia Nueva Esperanza “es un barrio de gauchos; acá no queremos gays”.

Ever Urrutia es hermano del secretario de Diversidad Sexual del gobierno provincial, Adrián Urrutia.

Categorías de los artículos:
Actualidad

No se permiten comentarios