Importaron gas licuado, pero mucho más barato

Las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) alcanzaron en 2020 los valores más bajos de los últimos 12 años, a un precio promedio de US$ 2,87 el millón de Btu (unidad térmica británica), tras completarse la cuarta licitación de compras previstas para la actual temporada invernal con un total de 28 cargamentos.

Así lo informó hoy la compañía estatal Integración Energética Argentina S.A. (Ieasa, ex Enarsa) al detallar que el promedio de precios de los cargamentos recibidos en 2018 fue de US$ 8,12 por millón de Btu. En 2019 ese valor retrocedió a US$ 5,92 y en 2020 a US$ 2,87.

La caída del precio que el país paga por el gas excedente que requiere para cubrir los picos de temporada acompañó la tendencia global a la baja de este combustible, lo que genera un beneficio sustancial para el país y sus recursos ya que representa una de las principales erogaciones del Tesoro nacional.

Ieasa, en un comunicado de prensa, informó hoy que completó las compras previstas de GNL (gas natural licuado) para este año. Estas operaciones se llevaron a cabo a través de cuatro licitaciones. La primera se realizó el 6 de marzo -por un total de 11 cargamentos- a un valor promedio de US$ 3,301 el millón de Btu. El 12 de mayo se realizó la segunda licitación -que comprendió 9 cargamentos- a US$ 2,485; el 18 de mayo -3 cargamentos- a US$ 2,711:; y, por último, el 7 de julio -4 cargamentos– a un promedio de US$ 2,736 el millón de Btu.

Mediante estas operaciones la empresa estatal explica alrededor del 25% del total de gas inyectado en el sistema nacional en un día de alta demanda, precisó Iesa.

Además de estas licitaciones -cuyos cargas ingresaron por la terminal regasificadora ubicada en el puerto de Escobar-, Ieasa concretó el 4 de abril pasado una compra a YPF del GNL que produce en la barcaza de licuefacción ubicada en el puerto de Bahía Blanca, con gas proveniente de la formación de Vaca Muerta, en la primera operación de este tipo.

De todos estos cargamentos, los operadores globales que completaron las , licitaciones fueron Trafigura, con 12 cargamentos; BP, con 6; Total, 5; Gunvor, 2; y Cheniere, Glencor e YPF con un cargamento cada una. En total la operación significó una erogación de US$ 168,6 millones. En lo que respecta a los países de origen, Ieasa precisó que los envíos provinieron de Qatar, Trinidad y Tobago y Estados Unidos.

En la reseña de las compras de GNL, la empresa estatal precisó que el valor más bajo fue de US$ 2,093 por millón de Btu, lo que reflejó la abrupta caída de precios que viene registrando el recurso a nivel global por la pandemia de coronavirus y la magra performance de la economía a nivel global.

«Para la compra de GNL efectuamos procesos competitivos internacionales mediante el requerimiento de propuestas (Request for proposal) a proveedores y cada apertura de ofertas la transmitimos en vivo desde nuestra página web», explicó la compañía mediante un comunicado.

Este récord de precios implica «coordinación y precisión administrativa y operativa para capitalizar oportunidades«, lo cual se llevó adelante junto a YPF como operador de la terminal y con el agente regasificador, Excelerate Energy.

Ieasa agregó que la nueva gestión asumió «un fuerte compromiso para concretar objetivos que hasta ahora eran inalcanzables», trabajo que permitió «lograr el récord histórico de inyección de gas desde el buque regasificador, hasta alcanzar un pico máximo equivalente a 22,7 millones de m3/día».

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Economía

No se permiten comentarios