Messi 700

Lionel Messi se para frente a la pelota. El arquero es grande, tan grande que parece tapar todo el arco. Messi da tres pasos cortos. El botín izquierdo le da un pequeño beso al balón. El arquero voló hacia su izquierda. Ese planeta esquivo y circunstancial, que solo da vueltas durante 90 minutos por vez, gira en su órbita para el otro lado, lenta, inexorablemente. Y se mete en ese espacio virtual tan ansiado, y es el gol número 700 de Messi.

El marcador del partido terminó empatado en dos goles. El Barcelona de Setien no pudo con el Atlético del Cholo Simeone. Es un Barcelona deteriorado en su juego, que viene cayendo de manera sostenida. Lo más probable es que su rival histórico, el Real Madrid, lo supere en este campeonato y obtenga el título. En este Barça en problemas permanentes, con dificultades para convertir, para trepanar las defensas contrarias, igual Messi ha convertido su gol 700, su nuevo récord. Son 700 goles en el profesionalismo de la primera división, siempre en el mismo equipo, más los convertidos en la Selección Nacional Argentina. Una cantidad impresionante, que no será seguramente la cifra final, pues Messi todavía tiene mucho para dar.

Este martes, por esta circunstancia, quedará en la historia del fútbol, como un día importante en la vida futbolística de este hombre, de este argentino ilustre, el mejor jugador del siglo XXI. Será difícil que alguien le haga sombra en los 80 años que restan para completar la centuria.

Rubén Boggi

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Deportes

No se permiten comentarios