Acústico desde el balcón en una noche neuquina

La música es una aliada en tiempos de soledad, también cómplice para compartir entre familia, amigos y vecinos. Con la música se puede llegar a épocas distintas. “Con la música podemos llegar a un montón de lugares”, así lo expresó Julio Sierra.

El miércoles a la noche, Julio con su hermano Juampi, salieron al balcón, y vieron el mejor teatro nunca imaginado, edificios con un montón de gente adentro tratando de escapar del encierro, buscando un poco de aire y de libertad.

Un acústico en el balcón hizo despejar mentes, por un momento el aislamiento no era tal y allí los hermanos brindaron tal vez el mejor concierto de su vida, para sus propios vecinos y con clásicos infaltables, además del Himno Nacional.

“Estar juntos desde tan lejos” así lo definió Julio en Am 550. El objetivo de distraerlos se cumplió “estamos todos iguales, no hay diferencias” ante esta situación.

“Generalmente la tenemos ahí a la gente, se levanta, nos da un abrazo, nos felicita, estamos en contacto, y hoy es muy diferente, estábamos desde el balcón de mi casa cantándoles a todos, dentro de la felicidad que produce la música y desde las emociones, es algo muy triste lo que estamos pasando”.

Las primeras canciones Julio reconoció que le costaron, la emoción de a poco lo invadía, “he cantado en un montón de lugares muy lindos, pero no como este, en el balcón de casa, cantándoles a los vecinos, con un montón de amigos en línea”.

Un éxito sin dudas. “Recibir este amor en medio de todo esto, es un premio increíble, es algo que no tiene precio, es muy emotivo ver cómo reacciona la gente”. Recordar el momento al aire lo vuelve a emocionar.

«Sepan que la cultura es algo increíble, nunca dejen de aportar a la cultura”, la cultura a él como a tantos artistas les permite vivir, y como todos, desde cada uno desde sus lugares, ellos también están peleándola, viven de esto y hoy todo es más complicado.

“No tenemos otra forma de vivir que no sea cantando, que tocando, demostrando lo que sentimos por la música, el amor que sentimos por la música, es un momento raro en todo sentido, no tenés esa libertad de salir a ganarte la vida” esta fue para todos una «forma de descargar».

Volverán seguramente, desde el balcón, a pedido de los vecinos y de quienes lo seguirán ahora por redes. Y seguirán acortando distancias, permitiendo a quienes los escuchen, salir de la realidad por un rato y disfrutar de estos artistas neuquinos que seguirán tocando.

Posted by Julio Sierra on Wednesday, March 25, 2020
Categorías de los artículos:
Historias Ciudadanas

No se permiten comentarios