Quiroga seguirá en la boleta: un dislate impresionante

Horacio Quiroga murió el sábado. Sin embargo, será el quien figure en las boletas electorales de la elección del 27 como candidato a senador nacional por Juntos por el Cambio. Así lo decidió la Justicia electoral, aceptando el planteo del sector político de una supuesta imposibilidad fáctica para imprimir boletas nuevas con los candidatos reales, es decir, Pablo Cervi y Lucila Crexell.

Lucila Crexell, además, interpuso una presentación para que la fórmula se integre con ella en primer lugar. La expectativa de Juntos por el Cambio, de acuerdo con lo sucedido en las PASO, es competir por una banca. La jueza Carolina Pandolfi reemplazó a Quiroga por Cervi, siguiendo lo que expresa el reglamento con las novedades recientemente incorporadas, de cuidar la representación del cupo femenino y la cuestión de género.

Tanta cosa por cumplir, para que al final lo que menos se cumple es el respeto a los ciudadanos, que deberán ir a votar por un difunto, algo nunca antes visto. En la era de la informática y las soluciones rápidas, parece ser que la impresión de boletas no entra en la categoría. El imprevisto no debería ser tal, teniendo en cuenta que lo más importante es asegurar que la gente pueda elegir a sus representantes.

No hay análisis que pueda justificar esta chanchada del subdesarrollo.

Desde lo estrictamente especulativo y político, es posible que el MPN saque rédito de esta situación desgraciada. Ya era posible que Guillermo Pereyra pudiera ganarle a Horacio Quiroga. Sin el intendente, que figurará en el papel solamente pero que obviamente no será el elegido, se facilita la contienda para el candidato emepenista.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios