Gaido renunció como ministro, y se prepara para ser Intendente

Como era de esperar, Mariano Gaido presentó, al otro día de ganar las elecciones capitalinas y transformarse en intendente electo de Neuquén, la renuncia a su cargo de ministro. La dimisión, obviamente, le fue aceptada por el gobernador Omar Gutiérrez, y los deberes que le pertenecían al ahora intendente, le corresponderán, transitoriamente, a la ministra de Ciudadanía, Vanina Merlo, quien se hará cargo de la Seguridad, de Trabajo y de Desarrollo Social.

Así será hasta que Gutiérrez, eventualmente, forme nuevo Gabinete, hecho que puede suceder cuando asuma su segundo período, el 10 de diciembre.

Era absolutamente contrario a las leyes de la política que Gaido conservara su lugar en el Gabinete, cargo que había conservado bajo la figura de licencia por campaña electoral. Cualquier problema, cualquier traspié, cualquier situación que complicara alguna área bajo su mando, podría haber influido en ese ambicionado y ahora concretado cargo mayor, que es representar a los ciudadanos capitalinos en el puesto de mando del Municipio más importante de la provincia, el segundo presupuesto del Estado.

Por otra parte, menuda tarea le toca a partir de ahora al flamante Intendente. Deberá conducir la transición desde afuera del Ejecutivo municipal, procurando poner lo mejor de sí para que sea ordenada y transparente. Deberá integrar su Gobierno, para que cuando llegue diciembre, no haya sorpresas ni improvisaciones. Y deberá tener la cronología de hechos y acciones de gobierno para ejecutar desde el primer día, en un puesto con alta demanda ciudadana, y fuerte exigencia cívica.

 

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios