Tuvo que esperar, pero al final lo resarcieron

Un trabajador de la Fruta que se accidentó en diciembre de 2014, logró torcerle el brazo a Galeno ART y, ahora, cobrará una indemnización de 147.410,36 pesos.

El expediente fue resuelto hace unos pocos días por la Cámara del Trabajo de Cipolletti que integran los jueces Luis Méndez, Luis Lavedán y Raúl Santos.

Fuentes judiciales contaron que el hombre trabaja en Kleppe SA desde 1999, y que cuando sobrevino el accidente estaba al comando de un autoelevador, en plena tarea de empaque. De repente tropezó y cayó parado desde la máquina. Tan violento fue el impacto que ni bien hizo contacto con el piso, sintió un intenso dolor en su rodilla derecha y ahí quedó.

A  raíz del golpe fue derivado a un sanatorio, prestador de la ART, en el que le realizaron los estudios correspondientes. Luego vinieron las sesiones de rehabilitación y, ya  en febrero de 2015, le otorgaron el alta.

Después, la comisión médica consideró que las terapias fueron suficientes y dio por acreditado que no habían quedado secuelas. Pero esa evaluación no fue aceptada por el trabajador, quien inició una demanda.

Fue a partir de ahí que se iniciaron nuevos estudios, al término de los cuales el perito médico oficial expresó lo siguiente: “Como secuela del accidente, presenta una lesión de menisco en su rodilla que le provoca limitación funcional en la extensión y flexión”.

Agregó  que dicha lesión le ha generado una incapacidad permanente, parcial y definitiva que asciende al 19,80%. Este y otros elementos llevaron a los jueces a establecer aquella condena indemnizatoria.

Etiquetas del artículo:
· ·
Categorías de los artículos:
Actualidad

No se permiten comentarios