El descalabro educativo y el kamasutra de la ESI, en la tormenta

Un video de la década del ’90, para explicar que los chicos nacen de una mujer que ha tenido relaciones sexuales con un hombre, y no de un repollo o del transporte de una cigüeña, terminó provocando otra evidencia del descalabro educativo neuquino: un sistema con cada vez menos consenso social, brutalmente hegemonizado por la burocracia estatal y sindical, en donde los padres encuentran más motivos de insatisfacción que de tranquilidad, respecto de sus niños.

El video fue primero difundido en las redes sociales con una crítica de por medio interpuesta por una madre preocupada; después fue tomado periodísticamente y potenciada su difusión; comenzaron los pronunciamientos a favor y en contra; un colectivo al que se sospecha tener motivaciones “religiosas”, advirtió que presentaría denuncias por “corrupción de menores”, comenzando por la ministra de Educación, Cristina Storioni; y el gremio docente, ATEN, salió a defender fuertemente la Educación Sexual Integral (ESI), endilgándole la propiedad de “empoderamiento” que causaría en los chicos.

El video pergeñado en épocas de Carlos Menem y Susana Decibe (ambos odiados por el actual establishment educativo) llegó a la Escuela 158 (y a todas, se supone) enviado por el ministerio de Educación de la Nación. Hay otros materiales, también con cierta antigüedad; por ejemplo, un cuadernillo de instrucciones generales sobre el sexo, que es de 2011, y que tiene el elenco del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner prolijamente publicado.

La ESI parece, en este contexto, quedar sujeta a lo que decide cada establecimiento, a iniciativas particulares de los maestros, o a la mayor o menor influencia del sindicato docente, que ve en quienes se oponen a “grupos dogmáticos alejados del conocimiento de la educación pública”, que están “enmascarados detrás de la religión para realizar este tipo de ataques”, según expresó Susana Delarriva, dirigente de ATEN, a la radio AM 550, este viernes santo.

Antes, Yanina Boretsky, una integrante del colectivo “Con mis hijos no te metas”, había anunciado a la misma radio que el lunes presentarán una denuncia contra la ministra de Educación, Cristina Storioni, y otras autoridades y referentes de la educación, por “corrupción de menores”, en alusión al uso del vídeo con chicos de sexto grado de la Escuela 158.

Pase lo que pase al final de esta sucesión de hechos –probablemente no ocurra gran cosa- lo que inicialmente se destaca es la ausencia de una planificación y programación rigurosa de parte del CPE respecto de la ESI: un tema para el que sobran abordajes ideológicos, y al que le faltan pedagogía exigente y crítica.

Rubén Boggi

 

Etiquetas del artículo:
· ·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios