Racing paró de sufrir y ahora celebra el campeonato

Racing es el campeón de la Súper Liga del fútbol argentino, una fecha antes de terminar el campeonato: empató uno a uno con Tigre en un partido apasionante; igual marcador consiguió Defensa y Justicia ante Unión, por lo que la Academia de Avellaneda mantuvo la diferencia de cuatro puntos y se coronó una vez más como el mejor del torneo.

Solari consiguió el gol para Racing, de arremetida y partiendo en posición adelantada que no fue sancionada, después de un blooper de Marinelli, el buen arquero de Tigre, quien pegó el guantazo para desviar un rebote que venía alto, y no hizo más que meter de nuevo la pelota en el centro del área.

Desde aquel momento, y más después cuando marcó el gol Unión de Santa Fe, Racing fue todo emoción. Sin descontrolarse: el orden en la cancha fue la principal virtud del equipo del Chacho Coudet. Una tranquilidad que el técnico no tiene, siempre desbordado por su personalidad agresiva. De hecho, el árbitro Pitana lo expulsó, poco antes de terminar el partido.

Tigre consiguió el empate con un tiro libre desde el borde del área. Para el equipo era muy importante conseguir al menos un empate, porque pelea por entrar a competencias internacionales. Para Racing, el empate fue más que suficiente. Coronó una campaña excelente, que lo tuvo como puntero tempranamente, con figuras veteranas de gran desempeño, como Lisandro López y el chileno Marcelo Díaz, y un arquerazo, revelación del torneo, como Gabriel Arias.

(foto MARCELO CARROLL)

 

Categorías de los artículos:
Deportes

No se permiten comentarios