Empate y partidazo: la final sigue abierta

En empate 2 a 2 terminó la primera final entre Boca y River, jugada en la Bombonera. Un partido intenso, cambiante, en el que River lució más ordenado y con mejor táctica, y Boca, más batallador y agresivo.

Franco Armani, el arquero de River, fue el responsable principal del resultado, porque Boca tuvo la oportunidad en el final, con una gran jugada de Tévez (que había ingresado por Sebastián Villa), que habilitó para la entrada de Benedetto. El Pipa no la picó, como suele hacer, sino que le pegó fuerte, y Armani tapó con todo el cuerpo, y la pelota le dio en el muslo izquierdo, y el partido siguió 2 a 2.

El primer gol lo hizo Boca, a través de Wanchope Abila. Entró al área, metió un derechazo fuerte que tapó Armani, la pelota rebotó y le volvió al delantero, que esta vez le dio de zurda, fuerte, hacia la red.

Enseguida empató River, que jugaba mejor. Fue Lucas Pratto el autor, un gol de estrategia, de espacios libres y ataque veloz.

Pero antes de finalizar el primer tiempo, y después de un cambio obligado por lesión de Pavón, Benedetto metió un cabezazo, y Boca se fue al descanso con ventaja.

Parecía, el segundo tiempo, controlado para el local. Pero una falta en la mitad del campo, posibilitó que Pity Martínez metiera uno de esos centros fuertes y con comba. Saltaron Izquierdoz y Pratto, la pelota dio en la cabeza del defensor de Boca, y se le coló al lado del palo derecho al arquero Rossi, de buena tarea, pero que no pudo evitar el empate.

El partido se aquietó después de ese empate. Boca sintió la obligación de ganar, hizo entrar a Tévez, y fue éste quien casi logra esa ansiada victoria en la jugada en la que Benedetto falló y Armani se lució.

La final será en la cancha de River. Empezará de cero. River no contará con Borré, que recibió amarilla y no podrá jugar. Boca es posible que no cuente con Pavón. La historia sigue sin escribirse.

 

Etiquetas del artículo:
· ·
Categorías de los artículos:
Deportes

No se permiten comentarios