Avanza proyecto para frenar exaltaciones personalistas

El proyecto del gobierno neuquino para declarar la “impersonalidad” en la publicidad de los actos de gobierno, suprimiendo imágenes y demás alusiones a los gobernantes de turno, avanzó en comisiones legislativas pero con despachos diferentes, por mayoría y minoría.

El despacho por mayoría unifica el proyecto del gobernador Omar Gutiérrez con el del diputado Alejandro Vidal (UCR), y obtuvo 10 votos aportados por el MPN, Pro, Unión Cívica Radical (UCR), Frente Integrador Neuquino (FRIN), Unión Popular-Unidos por una Nueva Argentina (UP-UNA), Adelante Neuquén y Libres del Sur.

El texto consensuado establece que la publicidad de los actos, programas, obras, servicios y campañas de los tres poderes del Estado deben tener carácter informativo, educativo o de orientación social. A la vez, fija la prohibición de incorporar nombres, símbolos o imágenes que supongan promoción personal de autoridades o funcionarios públicos.

El dictamen en minoría fue votado por los bloques del Frente para la Victoria (FpV) y el Frente y la Participación Neuquina-Unión de los Neuquinos (FPN-UNE) y se basa en un proyecto de acceso a la información pública presentado por el diputado Raúl Podestá (NE-FG) en el pasado mes de mayo.

El jefe del bloque del MPN, Mario Pilatti afirmó que “estos pequeños avances hacen a la diferencia y a la calidad institucional” y destacó que el proyecto es claro y concreto porque apunta a eliminar los nombres, las imágenes y los símbolos de la publicidad oficial.

Desde la UCR, Vidal recordó que su proyecto fue presentado en el mes de marzo con la intención de “marcar una práctica casi narcisista en la comunicación oficial” y destacó el avance que implica para la calidad institucional.

Por el Pro, Damián Canuto observó que si bien no abarca “todo lo que uno quisiera, el proyecto es un avance” y adelantó que durante el tratamiento en particular solicitará que también se prohíba las voces de los funcionarios en la publicidad, aludiendo de esa manera a una publicidad difundida por el gobierno de Gutiérrez en estos días.

Jesús Escobar (Libres del Sur) coincidió en que la norma “es un avance”, celebró que el gobernador “tome una idea de la oposición” y rescató el concepto de fondo que apunta a que “un funcionario a cargo de un lugar con manejo de recursos no haga despilfarro en beneficio personal”.

Guillermo Carnaghi (FpV) planteó que si bien el proyecto tiene buenas intenciones, “no evita el uso de fondos públicos para la campaña política” y en ese sentido, defendió el proyecto de Podestá por ser más abarcativo y apuntar al acceso a la información pública.

Además, cuestionó la celeridad en el tratamiento otorgado al proyecto enviado por el gobernador, mientras que las iniciativas de Vidal y Podestá nunca se habían tratado a pesar de haber sido presentadas con anterioridad.

Mariano Mansilla (FPN-UNE) dijo que el proyecto introduce una modificación “mínima” y pidió “señales claras” de impulsar un debate de reforma política que incluya los proyectos presentados por los distintos bloques. “Si el gobernador se quiere autolimitar que lo haga mediante decreto y que nos dé a los diputados tiempo para elaborar un proyecto de ley que esté a tono con lo que reclama la sociedad”, afirmó.

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios