Un conductor furioso e irresponsable

  • 9 años atrás

El hombre regresó para buscar su vehículo estacionado y no lo encontró. Se lo había llevado la grúa de la zona bancaria, sobre la calle Rivadavia porque en ese horario está prohibido estacionar.Y el tipo reaccionó mal.

Averiguó dónde se habían llevado el auto, un Chevrolet Astra. Le dijeron que estaba en el predio de Defensa Civil, en Buenos Aires y Leloir. Hasta allá fue, masticando bronca.

Cuando llegó no dijo una palabra. Se dirigió hasta el auto, rompió la faja de seguridad, ingresó y salió a toda velocidad.

Un policía que custodiaba el lugar intentó detenerlo, pero fue en vano y se tuvo que apartar del recorrido. El espejito retrovisor alcanzó a golpear al uniformado en el brazo. Fue una lesión leve, pero pudo haber sido peor.

Luego, el enfurecido conductor llegó al semáforo ubicado en Buenos Aires y Leloir. Lo pasó en rojo, pasando por arriba de la vereda y a toda velocidad. Por suerte no pasaba nadie caminando.

Las autoridades municipales dicen que no es la primera vez que ocurre un incidente de estas características. Reconocen que cuando la grúa se lleva un auto mal estacionado, la gente reacciona mal, a veces con mucha violencia, como lo hizo este hombre.

La cuestión es que el tipo se escapó. Nadie sabe cómo se llama. El único dato que tienen es el de la patente y que el auto está registrado en Plottier.

Ahora lo busca la Policía para que de las explicaciones del caso. Ojalá que lo encuentre.

 

Categorías de los artículos:
Historias Ciudadanas

comentarios