Oficialismo del MPN vio en el MAPO una intentona opositora

La interna en el MPN corre como un reguero de pólvora, y solo hace falta que alguien produzca una chispa para que el camino de la detonación sea audible y visible. Pasó ya con la primera consecuencia de la reunión del MAPO, el sábado. Ese simple encuentro, que solo esbozó críticas y fue extremadamente cuidadoso en el lenguaje, suscitó ácidas críticas desde el oficialismo, nucleado en la Lista Azul y alineado en la candidatura de Omar Gutiérrez a la reelección.

Claudio Domínguez, diputado provincial, fue quien se refirió críticamente a la reunión de veteranos dirigentes –y no tanto- convocada por el MAPO. La sola mención a presuntas falencias sociales y políticas en la que estaría incurriendo el MPN bastó para que se descalifique la entidad del encuentro, y se reafirmara que está en preparación un mega-acto en el Ruca Che, para el mes de abril.

Domínguez fue particularmente duro con Federico Brollo, a quien le endilgó la responsabilidad de no haber cambiado, cuando conducía la convención partidaria, lo que ahora se plantea cambiar: por ejemplo, la representación en la conducción partidaria, que se propone por sistema D´Hont; y la equidad (50-50) de género tanto para los fines de conducción partidaria como de representación electiva.

Quedó en claro que la vestimenta de “neutralidad” con la que se vistió el MAPO frente a la situación de interna no declarada, fue interpretada desde el oficialismo como una intentona de juntar voluntades opositoras.

Etiquetas del artículo:
·
Categorías de los artículos:
Política

No se permiten comentarios