La presión tributaria, en la atención central de los empresarios

En un encuentro con oradores especializados en materia política y económica, los empresarios de la región pusieron bajo la lupa la coyuntura política y la posibilidad concreta de que se aborde una reforma tributaria importante en el país, después de las elecciones del domingo.

La Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (ACIPAN) junto con la Cámara Argentina de Comercio (CAC) organizaron la conferencia “Escenarios Políticos y Económicos de la Actualidad Argentina”.

Disertaron el tributarista Nadin Argarañaz, el economista Carlos Melconián y el analista político Ignacio Zuleta, ex director del diario La Mañana del Sur, en Neuquén, periodista en Ambito Financiero, y actualmente parte del elenco periodístico del diario Clarín.

Argarañaz, resaltó la importancia de la futura conformación política del Congreso de la Nación,  teniendo en cuenta las medidas que se deben discutir a futuro: “Reforma fiscal, Reforma tributaria nacional, el vencimiento del impuesto al cheque el 31 de diciembre, la decisión de la Suprema Corte respecto al fondo del conurbano y de alguna manera la posición de los gobernadores al definir ese tema bajo un acuerdo político, más la discusión del presupuesto comprenden una gran cantidad de reformas y para ello el congreso va a ser un ámbito central”, dijo.

Para Argañaraz, “el proyecto de ley de responsabilidad fiscal plantea una baja gradual del gasto público, por lo cual el camino indica que tenemos que bajar el gasto en la medida en que la economía crezca”.

Explicó que dicho proyecto plantea que el gasto crezca como máximo igual a la inflación, con excepciones: en el caso de nación dejando de lado las jubilaciones y en el caso de las provincias sacando del cómputo determinados gastos de capitales.

Zuleta afirmó que en Argentina todo es crear gasto (público). “Creo que el problema es institucional, tiene que ver con la historia argentina, nunca se arma un gobierno para administrar el Estado”.

Sostuvo que, como decía (Hipólito) Yrigoyen, “es el Estado cautivo de intereses personales, a veces empresarios a veces ideológicos, donde el Estado no está al servicio de la sociedad y del interés público y no logran armarse gobiernos de mediana solidez”.

Al ser consultado por las preferencias del electorado, el analista político indicó que “la gente vota por la política, no por la economía, vota por el futuro, por la calidad institucional, vota por una serie de elementos que tienen que ver más con la política”.

Carlos Pinto, presidente de ACIPAN sostuvo, ya en el contexto de reunión entre las cámaras empresarias, que entre las problemáticas que se mencionaron, todos coinciden en que “la presión fiscal no nos deja ser competitivos entre nosotros, con el mundo y con los países limítrofes, sobre todo en las localidades cercanas a la frontera donde la situación del comercio es devastadora”.

Ante ello añadió “hace falta que se efectúen los controles correspondientes y que se cumpla con la legislación vigente”.

En este sentido, Guillermo Dietrich, vicepresidente II de la Cámara Argentina de Comercio agregó: “pedimos y exigimos que los controles aduaneros actúen como corresponde”, y en cuanto a la competitividad interna dijo que “en Argentina para lograr ser competitivos el gobierno tiene que gastar el 27% del PBI para mantener el Estado que hoy asciende a un 40%, eliminar los impuestos distorsivos, bajar el gasto público y en consecuencia los impuestos”.

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Economía

No se permiten comentarios