El gobierno universitario fracasa por un minúsculo conflicto

Hace más de 100 días que la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Comahue no funciona, por la insólita demora de las autoridades universitarias en resolver un conflicto con empleadas de una cooperativa. Según trabajadores no docentes de la propia Universidad, alrededor del 40 por ciento de la matrícula de esa Facultad ya abandonó. Es un tremendo fracaso para la educación regional.

Curiosamente, no parece ser importante esto para la actual agenda política. Este domingo se votará, en las virtualmente inútiles PASO, sin que este verdadero drama irresoluto, casi una prueba impecable de la ineficacia político-burocrática, haya ganado un minuto del debate de las campañas políticas.

Se han denunciado cosas increíbles. Por ejemplo, que las trabajadoras cesanteadas, todas de una cooperativa que hacía trabajos de limpieza, maniobraron con los nichos de gas natural poniendo en peligro todo el edificio. Por ejemplo, que hicieron conexiones clandestinas de electricidad. Todo en un contexto donde el Decano no maneja su propia casa, ni el Rector consigue imponer algún criterio resolutivo. Un contexto en el que el gobierno universitario, de tan democrático que se declama, se muerde la cola con el riesgo de terminar desangrado.

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Política

Deja un Comentario