http://w2.neuquen.gov.ar/

Política

Y ahora dicen que el MPN no es K

El oficialismo del Movimiento Popular Neuquino comenzó a despegarse tímida y sutilmente de la marcada condescendencia con el gobierno nacional.

Ahora –dicen sus principales referentes- que el MPN no es K ni anti K, sino que es un partido provincial independiente que acompaña al kirchnerismo en todas aquellas acciones que considera positivas y rechaza o se abstiene en las medidas que pueden ser perjudiciales para los intereses de la provincia, el federalismo o la República.

Sin embargo, la historia reciente del voto de sus diputados y senadores no se condice con lo que ahora están enunciando sus líderes políticos.

Desde el 2007 a esta fecha, los diputados y senadores del MPN votaron un 99 por ciento de todos los proyectos que presentó el gobierno nacional en el Congreso de la Nación, inclusive aquellas iniciativas escandalosas y rayanas con la vergüenza que le valieron una amplia reprobación de todo el arco político opositor y de la misma sociedad.

No se trata de una especulación o interpretación política del caso. Las actas de votación de diputados y senadores son el mejor ejemplo.

Desde que asumió la presidencia de la Nación, Cristina Kirchner tomó una serie de medidas económicas y políticas que generaron polémica y alteraron el rumbo institucional de la República Argentina. La mayoría de ellas estuvieron destinadas a hacerse de recursos para poder financiar sus políticas populistas y en otros casos el objetivo buscado fue condicionar el libre desenvolvimiento de aquellos actores que representan una oposición importante a su proyecto hegemónico. A saber:

* El 3 de diciembre de 2008 el Poder Ejecutivo presentó el proyecto para declarar de utilidad pública y sujetas a expropiación a Aerolíneas y Austral, dos empresas que terminaron como reducto de la Cámpora, recibiendo subsidios multimillonarios. La iniciativa tuvo el voto favorable de los diputados Hugo Acuña, José Brillo y Alicia Comelli. En senadores, una semana después, acompañaron con el sí Horacio Lores y los kirchneristas Nanci Parrilli y Marcelo Fuentes.

* El 14 de diciembre de 2011, el Congreso trató un proyecto del gobierno nacional para prorrogar la ley de emergencia económica sancionada en 2001, con motivo de la crisis económica y política que castigó a la República Argentina. Dicha ley permite al Ejecutivo manejar con discrecionalidad los fondos públicos ante una supuesta crisis que el mismo gobierno desmiente con las variables económicas que difunde. En esa oportunidad, los diputados José Brillo, Alicia Comelli y Olga Guzmán votaron a favor. Lores hizo lo propio acompañando el voto positivo de los dos justicialistas en el Congreso.

* El 15 de diciembre de 2011, se aprobó el polémico proyecto para controlar el papel para diarios y, eventualmente, licuar el capital privado en la empresa Papel Prensa –propiedad de Clarín, La Nación y el Estado en proporción minoritaria– para estatizar la compañía, ende Clarín, La Nación y el Estado en proporción minoritaria– para estatizar la compañía, en

 

una abierta y flagrante violación a la libertad de expresión. Brillo, Comelli y Guzmán dieron el apoyo en Diputados. Lores, en Senadores.

* El 8 de agosto de 2012 el Congreso aprobó la polémica ley para traspasar los depósitos judiciales del Banco Ciudad al Banco Nación, en el marco de la disputa política del gobierno nacional con Mauricio Macri. Neuquén no tenía necesidad de acompañar dicha iniciativa que le daba al kirchnerismo el control de 6.000 millones de pesos. Sin embargo, Brillo, Comelli y Guzmán dieron otra vez el si. Lores estuvo ausente por enfermedad, pero de haber votado lo hubiera hecho afirmativamente con el mandato que llevaba el MPN.

* El 8 de agosto de 2012 el gobierno intervino la Compañía de Valores Sudamericana SA (ex Ciccone), dedicada, entre otras cosas, a la impresión de billetes y envió un proyecto al Congreso para declarar su utilidad pública. La adquisición de la ex Ciccone por la Compañía de Valores Sudamericana generó un escándalo que derivó en investigaciones sobre el vicepresidente Amado Boudou, acusado de favorecer a amigos en el proceso de quiebra de la compañía, y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, quien aprobó las facilidades en el plan de pago de la firma. Sin que el proyecto significara algo importante para Neuquén, el MPN a través de sus tres diputados (Comelli, Guzmán y Brillo) votó a favor, sin objeciones. Lores refrendó en el Senado.

* El 21 de febrero de 2013, el Congreso aprobó el memorandum de entendimiento entre Argentina e Irán sobre los temas vinculados al ataque terrorista a la sede de la AMIA, que tenía el rechazo de toda la oposición y la comunidad judía en su conjunto. El proyecto consistía en crear una Comisión de la Verdad para interrogar en Teherán a los funcionarios acusados de participar en la organización del atentado. El MPN no dudó tampoco en cuanto a su oposición a la iniciativa. Los mismos tres diputados dieron el sí, igual que el senador.

Son innumerables los proyectos que desde el 2007 a esta parte envió el Poder Ejecutivo Nacional al Congreso de la Nación, y que fueron aprobados (absolutamente todos) sin ningún tipo de condicionamiento por el bloque de diputados nacionales del MPN y por el senador Horacio Lores. Basta con pedir las planillas de votaciones de ambas cámaras para comprobar cómo votaron todos los proyectos.

Algunos, como la Reforma Judicial, fueron claras violaciones a la Constitución Nacional; otros constituyeron herramientas necesarias para que el kirchnerismo haga uso y abuso de los fondos públicos o le hayan permitido intentar avances sobre la prensa independiente.

Ahora, con motivo de las elecciones legislativas nacionales, los postulantes del MPN al Congreso y el propio gobernador Jorge Sapag abren el paraguas asegurando que el partido “no es K ni anti K”, acaso tratando de disculparse ante la ciudadanía y ante los propios afiliados del MPN o minimizando el interminable acompañamiento –rayano en la sumisión-de los representantes neuquinos en el Congreso de la Nación.

No hace falta hacer interpretaciones políticas o tratar de explicar lo inexplicable. El MPN abandonó aquella rica historia de federalismo e independencia que supieron construir Elías y Felipe Sapag.

Hoy el MPN quedó resumido a un partido temeroso del reclamo, huérfano de ideas propias y dubitativas a la hora de defender los intereses de la provincia.

Neuquén se ha convertido nuevamente en un “territorio nacional”. Al menos, es lo que reflejan las acciones de sus legisladores.

Nuevamente tendremos, en pleno siglo XXI la responsabilidad de “provincializarla”. Será un nuevo desafío, idéntico del que tuvieron los fundadores del MPN, hace poco más de medio siglo.

Marcelo Inaudi  (Candidato a senador por Nuevo Compromiso Neuquino).

6 Respuestas para “Y ahora dicen que el MPN no es K”

  1. Pedro Linares dice:

    Dicen ser federalistas, y entregan nuestro petroleo a Kiciloff!! Dicen ser republicanos y apoyan la reforma de la justicia!! En suma, dime con quién andas y te diré quién eres!!

  2. Carolina dice:

    Los hechos son sagrados… y demuestran la funcionalidad y subordinación del MPN al kaprichoso “modelo k”. Buen racconto del Dr. Inaudi p/refrescar memorias frágiles.

  3. fuiste dice:

    Tienen cara de piedra,Jorge Sapag corrupto lamebotas servil a la dictadora.
    Si se levanta Felipe…los caga a patadas a todos…

  4. te estoy mirando dice:

    eso segurísimo!

  5. alberdianonqn dice:

    excelente, son unos votadores seriales de leyes avasallantes de la republica.Le han votado todo lo necesario para la hegemonia k!Muy bien Inaudi!!

  6. GEEK-IT dice:

    MÁS CLARO, IMPOSIBLE. Sobich y Sapag destruyeron un partido de más de 50 años, traicinaron al pueblo de Neuquén, SON KORRUPTOS y como tales el viento los amontona junto con la Korrupta nacional, son del mismo pédigree y ahora pretenden que los Neuquinos los apoyen. Son lacras y como tales hay que erradicarlas de la sociedad.

Powered by WordPress | Designed by: best suv | Thanks to audi suv, infiniti suv and lexus suv